Londres 2017: muy discreta actuación cubana

Compartir...

La pertiguista cubana, Yarisley Silva, obtuvo medalla de bronce en el Mundial de Atltetismo Londres 2017Guantánamo. – La actuación de Cuba en el recién concluido XVI Campeonato Mundial de Atletismo Londres 2017 fue muy discreta, por no decir decepcionante, al finalizar en el puesto 38 en la tabla de medallas, acompañada por otros cinco países.

Si se toma como referencia la tabla por puntos, la nación caribeña ancló en el sitio 14, cerca de las 10 primeras naciones entre 205 participantes en la cita.

En la delegación de 24 competidores (10 mujeres y 14 hombres) se depositó la esperanza de borrar el mal papel del atletismo cubano en los pasados Juegos Olímpicos, donde solo Denia Caballero conquistó un tercer puesto en el disco femenino. En Río 2016 la Isla quedó en el puesto 35 en el medallero y en el 26 en la tabla que evalúa el desempeño de los atletas que se ubican entre los ocho primeros de cada prueba.

Pero al finalizar la cita londinense el balance definitivo es el desengaño.

La cosecha de medallas en el Queen Elizabeth Olimpic Park se limitó a un solitario bronce de la pertiguista Yarisley Silva. Hace dos años, en Beijing, nuestro país concluyó en la décima posición en el medallero por naciones con dos medallas de oro, de Yarisley y Denia, y una de plata, del ahora desertor Pedro Pablo Pichardo, en el triple salto masculino.

Esa vez las representaciones de América que precedieron a Cuba en el medallero solo fueron las de Jamaica, Estados Unidos y Canadá. Ahora a los dos primeros países se unieron Colombia, Trinidad y Tobago, Venezuela, Bahamas y México, pues Canadá no ganó medallas en Londres, aquejada de la ausencia de varias de sus principales figuras.

Calificar de buena la actuación de Cuba a partir de la tabla por puntos es para consolarse. Esa tabla encierra injusticia. Por ejemplo, con una mejor cosecha de medallas en Beijing 2015, Cuba quedó en el lugar 12 por puntos, mientras ahora con un solitario bronce alcanzó el 14.

En Londres el atletismo criollo volvió a quedar por debajo de sus posibilidades reales y exhibe preocupantes lagunas.

Las aspiraciones de Cuba en estos momentos se basan en disco y la pértiga femeninos, a lo que hay que unir en lo adelante al heptalón, con Yorgelis Rodríguez. La guantanamera no solo quedó a un paso de escalar el podio, sino que lo hizo imponiendo record nacional de 6 594 unidades, muy por encima del registro anterior (6 481) logrado por ella en Río 2016.

Yarisley cumplió con su parte. Está claro que aunque era la campeona defensora, la griega Ekaterini Stefanidi y la norteamericana Sandi Morris estuvieron mejor en la temporada.

Por su parte, las discóbolas Caballero, campeona defensora, y Daimé Pérez salieron debiendo, en especial la santiaguera que en julio, en Sotteville, superó a la casi invencible Sandra Perkovic con un tiro de 69,19 metros, su marca personal, mejor que el 67,92 que le sirvió para derrotar por primera vez a la croata en Estocolmo, en junio, en la Liga de Diamante. En Londres quedó cuarta (64,82)  y Denia quinta (64,37), ambas lejos de lo esperado.

Las lanzadoras ejemplifican un mal recurrente en el atletismo cubano de alto rendimiento: la mayoría de los competidores no alcanzan sus mejores marcas del año en el evento fundamental de la temporada. Esta vez en Londres solo el 14 por ciento lo logró. ¿Mala planificación del entrenamiento? Así es imposible aspirar a más.

El caso de Leonel Suárez es triste. Si no estaba en condiciones de competir, ¿para qué llevarlo al Queen Elizabeth Olimpic Park a riesgo de agravar la lesión que padece en su pierna derecha? Además, los registros del decalonista en la temporada distan de sus habituales.

Señalar que no todo es amargura en la actuación cubana en Londres. La cantidad de nueve finalistas la mayor desde la edición del campeonato en Daegu 2011. Varios jóvenes presentes en la cita para iniciar la preparación del ciclo olímpico que cierra en Tokio 2020 obtuvieron resultados alentadores. Además de Yorgelis en ese caso están el saltador largo Maykel Massó (8,26 m, 5º lugar) y los triplistas Cristian Nápoles (17,16 m, 4º) y Andy Díaz (17,13 m, 7º).

Sin embargo el campeón mundial junior de 110 metros c/v, en Barcelona 2012, Yordan  O´Farril no acaba de cuajar del todo entre mayores, mientras muestran que están muy verdes y les faltan muchas competencias a su colega Roger Iribarne, a Roxana Gómez (400 m lisos) y Zurian Hechavarría, en la vuelta al óvalo con vallas, para situarse entre los ocho mejores del mundo en sus especialidades.

De mucha preocupación sigue siendo la carencia de velocistas cubanos de nivel, tanto mujeres como hombres, y la ausencia de representantes masculinos en pruebas de lanzamiento, la pértiga y el salto alto, así como el retroceso en el triple y salto alto, bala, martillo y jabalina en la rama femenina.

Es evidente que al atletismo le está pasando la cuenta los problemas económicos que enfrenta el país, traducidos en difíciles condiciones de entrenamiento, las pocas competiciones de nivel para la gran mayoría de nuestros representantes, y el éxodo de atletas y entrenadores que luego compiten por otros países.

Nueve cubanos estuvieron en la “legión extranjera” del Mundial de Atletismo en Londres, entre ellos el sub-campeón Yasmani Copello (400 c/v), representando a Turquía.

Por su parte, Iván Pedroso, el mejor saltador largo de su época y hoy uno de los mejores entrenadores del mundo en triple, reside en Guadalajara, España, donde prepara a Yulimar Rojas, flamante oro en Londres 2017; a Ana Peleteiro, séptima, y a Nelson Évora, tercero, entre otros.

Toca ahora hacer con ojo crítico el balance de lo sucedido en la capital británica. Pienso que hay que, primero, rescatar las disciplinas en las que Cuba alcanzaba resultados y, poco a poco, potenciar otras en las que es posible lograrlos, a mediano plazo, como los 1 500 en ambos sexos.

Se conoce del esfuerzo que hace el país para financiar en lo posible el deporte de alto rendimiento. Sin embargo no siempre se lograr satisfacer toda la demanda. Entonces ¿qué impide a nuestros mejores competidores fichar en clubes foráneos? Creo que sería una alternativa, al menos temporal, para garantizar su preparación adecuada y contribuir a que el campo y pista pronto hagan olvidar la muy discreta actuación en Londres 2017.

 


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × 1 =