Baracoa, la Villa eterna (+ Fotos y Video)

Compartir...

Baracoa, la Villa eterna

Guantánamo. – Colmada de historia, mitos y leyendas, además de una arquitectura y música autóctonas bañadas de sol, playas, caudalosos ríos y una vegetación exótica, pero sobre todo habitada por gente laboriosa inmersa aún en borrar las huellas de Matthew, la prístina Villa de Cuba: Nuestra Señora de la Asunción de Baracoa, arriba al 506 aniversario de su fundación.

Los baracoenses aman a su ciudad fundada el 15 de agosto de 1511 por el adelantado Diego Velásquez, sus distintivos amaneceres, el sol que pareciera salir de su bahía, sus singularidades como el Yunque y la Cruz de la Parra, sus contagiosos ritmos kiribá y nengón, los cucuruchos, el chocolate, el café y el plato de tetí. Elementos que se funden en una mística que envuelve a sus habitantes y a todos los que visitan la ciudad paisaje.

Pero, hace poco más de 10 meses que estás bellezas naturales y la vida socio cultural de los baracoanos se estremecía. Desde el 4 de octubre de 2016 y hasta la madrugada del día siguiente, se sentía la fuerza del arrollador paso del poderoso huracán Matthew, dejando una estela de destrucción y cuantiosos daños materiales.

Bastaría señalar las 24 mil 104 viviendas afectadas en Baracoa, y de esta cifra 3 mil 529 fueron derrumbe total. Sumándosele la destrucción de cientos de entidades estatales, la totalidad de viales y caminos, y el colapsar de los acueductos y redes hidráulicas, telefónicas y eléctricas; por sólo citar algunas de las principales afectaciones.

Matthew ocupará por siempre un lugar en la memoria histórica local de Baracoa, sobre todo por la capacidad de respuesta de sus hombres y mujeres que, sin tiempo para lamentaciones, se volcó a las labores de recuperación, inspirados en la estirpe de las tribus taínas, las más combativas de la Isla, en el enfrentamiento a Diego Velázquez y sus hombres en 1511, cuando comenzó la conquista por este extremo geográfico del archipiélago, aborígenes que prefirieron morir antes de ser sometidos por los españoles.

En vísperas del 506

BAracoa se recupera luego del paso del huracán Matthew

Cercana a su aniversario 506 la bella Villa de Baracoa, luce cual india taína de miel, sus mejores colores. En la urbe se recuperaron todos los hogares con derrumbe total de techo (10 mil 106) y parcial (6 mil 685), y concluyeron todas las viviendas previstas en esta etapa del programa Barrio Nuevo, Barrio Tricolor, que se materializa con la ayuda solidaria de la hermana República Bolivariana de Venezuela.

Nuevos barrios de edificios se concluyen también en los barrios de Paso de Cuba, Flort Crombet y El Turey y continúa la entrega de módulos para la construcción de viviendas tanto para la zona urbana como las de montaña. Funciona además nuevas minindustrias para la producción local de materiales de la construcción.

En el municipio se terminaron de reparar, y en muchos casos volvieron a construir, las entidades estatales afectadas por Matthew, y pusieron en marcha la totalidad de los servicios que se brindan a la población.

La ciudad de Baracoa
La ciudad de Baracoa celebra su 506 años luego del paso del huracán Matthew

Son accesibles los principales caminos y vías del territorio y  la atención se centra en la carretera Moa – Baracoa, de gran interés turístico, y en la conclusión del puente sobre el río Toa, que se construye con la colaboración de una brigada cívico militar de Venezuela.

En coordinación con las autoridades locales se entregan diferentes bienes para el hogar como colchones, útiles de cocina y módulos de cocción, junto a créditos bancarios y subsidios para los más necesitados.

Rostro de recuperación muestran también la mayoría de hectáreas dedicadas a cultivos como el plátano, coco, café, cacao y frutales, y concluye la recuperación de mil 102 ha de forestales pertenecientes a la Empresa Agroforestal Baracoa. 

Comienza la modernización de la fábrica de chocolate, fundada por el Guerrillero Heroico, y es una realidad un gran reclamo de los baracoenses: el funcionamiento de la planta potabilizadora de agua.

Al arribar a su 506 cumpleaños Baracoa, testigo de la hidalguía del cacique Hatuey y de la valiente lanza de Guamá, continúa su levantar de recuperación, con el mismo Honor, de los llegados a sus costas aquel primero de abril de 1895, en la goleta de igual nombre.  Demostrando a más de medio siglo de su fundación la valía de su gente.

EN VIDEO



Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete + ocho =