Viceministra de Relaciones Exteriores de Cuba, Anayansi Rodríguez Camejo

El reto de mirar juntos desde la diversidad

Compartir...

Viceministra de Relaciones Exteriores de Cuba, Anayansi Rodríguez Camejo

Este sábado tendrá lugar la VI Cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños. Sobre cómo llega la Celac a ella, sus desafíos, y los principales temas que serán abordados en la cita, compartió con la prensa cubana acreditada al evento la viceministra de Relaciones Exteriores, Anayansi Rodríguez Camejo

Unidad más allá de diversidades económicas, naturales, sociales, lingüísticas, culturales, políticas… Integración más allá del ámbito comercial. Traspasar fronteras y hacer, juntar, construir… Todos constituyen principios esenciales en los cuales ha basado su funcionamiento durante casi una década la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

El reto, inevitablemente, radica en cómo fortalecer cada vez más una agenda de trabajo común que, aun entre tanta diversidad que caracteriza a la región, permita consolidar una integración en beneficio de nuestros pueblos.

Quizás por esas coincidencias de la historia, once años después, vuelven la América Latina y el Caribe a México, país comprometido con los sueños de unidad de nuestros libertadores, y donde en febrero de 2010, tuvo lugar la II Cumbre de América Latina y el Caribe sobre Integración y Desarrollo, conocida como la Cumbre de la Unidad.

Allí, pudiera decirse, ocurrió el «puntillazo» definitivo para la creación de la Celac como mecanismo para la discusión política de los asuntos comunes y la solución de posibles conflictos. «El acontecimiento más trascendental de Nuestra América en el último siglo», diría entonces el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz.

Sobre cómo llega la Celac a su VI Cumbre, que se celebrará en esta ciudad este sábado; los muchos desafíos que tiene por delante la organización; y los principales temas que serán abordados en la cita, compartió con la prensa cubana acreditada al evento la viceministra de Relaciones Exteriores, Anayansi Rodríguez Camejo.

La Celac ha transitado por momentos complejos en determinadas ocasiones, aseguró. No obstante esa realidad, consideró como un hecho fundamental que se haya podido preservar su acervo en el transcurso de todos estos años de existencia, en lo cual México ha desempeñado un papel esencial en los últimos 20 meses en que ha tenido a cargo la Presidencia pro tempore.

Su hacer –reconoció la Vicetitular- ha permitido una reactivación del mecanismo de integración política, en una coyuntura regional que sabemos compleja, al igual que sucede en el mundo.

Recordó cómo apenas dos meses después de asumir México la Presidencia inició la pandemia provocada por la COVID-19, un desafío adicional que hemos tenido que enfrentar como región. Una región ciertamente muy heterogénea, pero donde preservar la unidad en la diversidad —un concepto defendido siempre por el General de Ejército Raúl Castro Ruz—, ha permitido hacer frente a complejos escenarios y sortearlos de conjunto.

En medio de ellos, valoró, la Celac no ha dejado de cumplir su papel como mecanismo de integración genuinamente latinoamericano y caribeño. Que se realice en esta oportunidad en Ciudad de México la VI Cumbre, señaló, es también una muestra de que hemos retomado la concertación regional a un alto nivel, aunque en estos años no han dejado de celebrarse reuniones a diferentes niveles, incluidos socios extrarregionales, en particular con China y con la Unión Africana.

«Nuestra región, a pesar de la diversidad está dispuesta a mantener esa unidad para defender todo lo que tenemos en común», enfatizó.

La Proclama de América Latina y el Caribe como Zona de Paz, en la Cumbre realizada en La Habana, en enero de 2014, ratifica la disposición de nuestras naciones para resolver los conflictos mediante el diálogo y la negociación, donde siempre se promueva la paz.

Somos la única Zona de Paz que existe en el planeta proclamada oficialmente y es nuestro propósito luchar de manera unida contra los intentos de injerencia en los asuntos internos de nuestros Estados, subrayó.

TEMAS QUE NOS UNEN Y HACEN NUESTRA AGENDA

Tan diversos como nuestra región y sus prioridades son los temas que se abordarán en la VI Cumbre. Acerca de cuáles definen principalmente la agenda, Rodríguez Camejo señaló en primer lugar la pandemia, que será «centro de nuestras discusiones», tomando en cuenta la perspectiva de qué podemos hacer como región para tener una autosuficiencia sanitaria.

A debate serán puestos también asuntos trascendentales como la preservación de la región como Zona de Paz; la primera región del planeta densamente poblada libre de armas nucleares; el desarme general; la lucha contra la pobreza, la desigualdad y el cambio climático con vistas a la preparación de la Conferencia de las partes número 26, que tendrá lugar en el Reino Unido.

Este último aspecto es de vital importancia para los pequeños estados insulares en desarrollo que integran el mecanismo y son altamente vulnerables a los efectos del cambio climático, reflexionó.

Así, desde el diálogo entre los representantes de los 33 países que integran la Organización, se promoverán, además, la concertación política, no solo entre nosotros, sino también con socios extrarregionales; así como la revitalización en los foros multilaterales donde debe pronunciarse, particularmente en la sede de las Naciones Unidas, en Nueva York.

Según las consideraciones de la Vicecanciller cubana, se espera que la Celac vuelva a manifestarse contra el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto contra Cuba por el Gobierno de Estados Unidos, y otros temas relevantes como lo relacionado con las Islas Malvinas y la situación que vive Puerto Rico y su derecho a la libre determinación.

De igual manera, varias fuentes se han hecho eco ya de la información ofrecida por el Presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, de que en el transcurso de la cita se propondrá la creación de un nuevo organismo que sustituya a la Organización de Estados Americanos (OEA), potenciando la existencia de la Celac, como mecanismo genuinamente regional que representa los intereses comunes de los países de América Latina y el Caribe y define nuestra región en su idiosincrasia, historia y cultura.

Potenciar el papel de la Celac, para que sea el verdadero y legítimo representante de América Latina y el Caribe, va a ser, sin dudas, un tema de discusión en nuestros debates, consideró.

Tenemos que privilegiar lo que nos une para seguir avanzando; no hay alternativa a esa unidad regional de América Latina y el Caribe, aseguró.

Pensamos —reflexionó— que están creadas las condiciones para fortalecer a la Organización, siempre a través del debate transparente, abierto y franco de todos nuestros problemas y que no tenemos más alternativa que mirar todos juntos.

CUBA EN LA VI CUMBRE

Compartir, más allá de carencias o impedimentos absurdos, es un principio que ha definido por más de 60 años la actuación de Cuba en el escenario internacional, de ahí el importante papel que desempeñará, junto a otros países y organizaciones, para consolidar un nuevo proyecto que será presentado en la cita para buscar la autosuficiencia sanitaria de la región.

En tal sentido, la Viceministra destacó el reconocimiento que existe entre la Comunidad al avance de la Mayor de las Antillas en las esferas de la biotecnología y la farmacéutica, y en particular a cómo hemos enfrentado la pandemia, pues a pesar de ser un país en desarrollo, bloqueado por más de 60 años, hemos podido crear un robusto y sólido sistema de Salud Pública, y también de ciencia y tecnología. Ambos son de los muchos legados dejados por nuestro Comandante en Jefe.

Cuba ha dicho —ratificó— que está dispuesta a contribuir a esos esfuerzos de la Celac para que la región pueda tener un proyecto e iniciativas que permitan el acceso universal a las vacunas a precios asequibles. Cuba tiene toda la disposición para participar de ese esfuerzo colectivo regional y así contribuir a la distribución y suministro de vacunas y servicios asequibles, que garanticen el acceso universal de todos.

El camino a transitar por la Celac sigue siendo complejo. Consolidar la tan ansiada integración de la región, más que un reto, es imprescindible para fortalecer la independencia política y económica que necesitan nuestros pueblos.

Tomado de Granma


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 − 3 =