Cuatro pianistas cubanos presentan disco Tumbao en Madrid

Compartir...

 Son de la loma, de Miguel Matamoros, para cerrar, a ocho manos y con la sonoridad de jazz latino con acento cubano, un refresco de verano en la presentación del disco Tumbao en Madrid.
En realidad, dos conciertos seguidos en la Casa de América de esta capital con Iván Melón Lewis, Luis Guerra, Pepe Rivero y Javier Massó (Caramelo), bajo la producción de Javier Monteverde que impulsó la idea de hacer un disco de su sello Cezanne.

He querido plasmar el momento estupendo que ellos disfrutan a nivel artístico y cuando los convoqué les pedí que compusieran y grabaran tres piezas cada uno, sin escuchar nada de los otros, explicó Monteverde a Prensa Latina.

Confesó al mismo tiempo que al final se hizo un disco muy riesgoso para Cezanne Producciones, ‘porque la pandemia frenó su desarrollo y prácticamente quedó paralizado durante un año, hasta ahora que lo retomamos’.

Pepe Rivero, oriundo de la oriental ciudad de Manzanillo, destacó que su aproximación con la música le llegó justamente por la amistad de su familia por un tío que integró la popular orquesta Original de Manzanillo.

Rivero explicó a Prensa Latina que conoció a Pachi Naranjo, pianista y director de esa agrupación, y desde niño se adentró en el mundillo del pentagrama.

‘Nuestro disco tiene un denominador común, su cubanía que aflora en todas las composiciones y es como el refrán, la cabra tira pal monte’, anotó.

Lecuona, Cervantes, Matamoros, Rafael Hernández, entre otros, fueron autores homenajeados en los recitales de los cuatro pianistas cubanos, con versiones libres, marcadas por el jazz y el son.

Luis Guerra, de la central ciudad de Santa Clara, quien vivió antes 10 años en Toronto, Canadá, donde recibió clases del destacado jazzista estadounidense Barry Harris, elogió la química con el resto de los intérpretes.

Habitual en los festivales Jazz Plaza de La Habana, Melón Lewis recordó los consejos que le diera Chucho Valdés en su época de estudiante e incluso, ya formado. También de sus experiencias tocando con Isaac Delgado.

‘Hay un misterio en la razón por la cual Cuba es un semillero de grandes pianistas a lo largo de la historia, con la inspiración de tantos como Chucho, Gonzalo Rubalcaba, Bola de Nieves, Emiliano Salvador, el propio Pérez Prado’, coincidió Massó con Melón Lewis.

De las 12 composiciones del disco descuellan Danzana (Melón Lewis), A Cecilia (Guerra), Descarga para Emiliano Salvador (Caramelo Massó) y Con Tumbao (Rivero).

Tomado de PL


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 2 =