Subraya Salvador Valdés Mesa papel decisivo del municipio en la soberanía alimentaria

Subraya Salvador Valdés Mesa papel decisivo del municipio en la soberanía alimentaria

Compartir...

Por: Pablo Sorora

Subraya Salvador Valdés Mesa papel decisivo del municipio en la soberanía alimentaria
Chequea Salvador Valdés Mesa la producción de alimentos en Guantánamo Foto: Lorenzo Crespo

Guantánamo.- Salvador Valdés Mesa, Vicepresidente de la República de Cuba, reiteró durante un encuentro con el sistema de la Agricultura y productores guantanameros el papel preponderante de los municipios en la soberanía alimentaria, propósito que el país está obligado a materializar en breve plazo, según aseguró.

La recuperación del medio rural en en el país requiere librar a esa estructura administrativa del municipio de tutelas innecesarias, incluida las de la instancia provincial, apuntó el también miembro del Buró Político del Partido.

Tales tutelas se convierten en trabas para el propósito de producir alimentos, objetivo estratégico que alcanza más preeminencia con el impacto de la COVID-19 y el recrudecimiento del bloqueo económico, financiero y comercial de Estados Unidos en coincidencia con la pandemia, enfatizó Valdés Mesa.

El Vicepresidente reiteró la importancia que le ofrece el Estado cubano a la producción alimentaria, de lo cual constituyen prueba fehaciente las 63 nuevas medidas para incrementar el aporte de alimentos, decretadas en abril pasado y acogidas con beneplácito en la base productiva,

Aclaró que esa decisión, una de las incluidas en la Tarea Ordenamiento, arroja frutos plausibles, aunque no todos lo que de ella se esperan: que se creen riquezas y se abastezcan los mercados agropecuarios, y también que quienes las producen mejoren sus ingresos, calidad de vida, y puedan acceder a efectos electrodomésticos y otras ofertas.

Junto a Valdés Mesa participaron de ese análisis, José Ramón Monteagudo Ruiz, integrante del Secretariado del Comité Central del PCC, y Rafael Pérez Fernández, miembro del Comité Central y Primer Secretario en Guantánamo, además de la vicegobernadora Alis Azahares Torreblanca, y el presidente de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP), Rafael Santiesteban Pozo.

Javier Soriano, asociado de la Cooperativa de Créditos y Servicios Antonio Maceo, del montañoso municipio de Yateras, expuso con ejemplos lo posible que es cumplir con el empeño del Programa de Autoabastecimiento Municipal que impulsa el Ministerio de la Agricultura y que tiene el objetivo de que lleguen a cada cubano 30 libras de productos agrícolas todos los meses (de ellas 15 de viandas, 10 de hortalizas, dos de granos y tres de frutas)

En su finca La Esperanza cosecharon 40 toneladas (t) de col en una hectárea, y en un espacio menor 15 t de pimiento, y aseguró que en las próximas semanas entregará 60 toneladas de calabaza, “para enviar incluso a la ciudad de Guantánamo”, y demostrar de como el campesinado se propone producir en respuesta a las necesidades del país y los beneficios que este sector social ha recibido de la Revolución.

Ante estas palabras Valdés Mesa reflexionó que por suerte para este país Javier es un gran ejemplo, pero no el único, de que con el campesinado cubano se puede contar en momentos cruciales, como los que ahora se afrontan.

Albenit Veranes Favier, delegado de la Agricultura en el municipio de Guantánamo, explicó en el encuentro que esa demarcación, cuyas principales tierras cultivables pasaron a Manuel Tames durante los ajustes territoriales que tuvieron lugar en Cuba, se encuentra en condiciones de cumplir con su programa de abastecimiento, en un futuro cercano.

Especificó que de las mil 469 hectáreas(ha) censadas en 2017, ascendieron a dos mil 500 en 2019, excedieron las dos mil 500 en el año precedente, y cuentan ahora con casi tres mil.

Añadió el directivo que mediante el financiamiento local y la voluntad de las autoridades del municipio donde reside el 42 por ciento de los guantanameros, se recuperaron sistemas de riego para beneficiar 600 ha, en algunas de las cuales se obtienen 45 t de viandas por hectárea, para un per cápita de 15 libras por habitantes.

Este intercambio abrió con el informe presentado por Diosny Sanlois, delegado de la Agricultura, que precisa que la campaña de siembra de primavera (iniciada en marzo y que concluye en agosto) hasta el cierre del primer semestre se sobrecumple en un cinco por ciento , aspecto valorado positivamente por Valdés Mesa, quien acotó que un empeño semejante debe mostrar el territorio en la campaña de frío que comienza en septiembre y se extiende hasta febrero.


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis + dieciocho =