Reynaldo Cabrera: 40 años consagrados al magisterio

Compartir...

Guantánamo. – Llegar hasta el Consejo Popular de Limonar, en la Escondida de Monterus, del municipio El Salvador, en Guantánamo se hace difícil por lo empinado de los caminos y las cerradas curvas que hacen su aparición a cada tanto.

Allí, funcionan unas siete escuelas, que benefician a cerca de 300 familias, que residen en esa comunidad serrana. En uno de esos centros labora Reynaldo Acosta Cabrera, un maestro de la enseñanza primaria que acopia más de 40 años de experiencia en el sector educacional, que es como decir toda una vida.

Sus inicios se remontan al inicio mismo de la Revolución, cuando siendo hijo de una familia campesina, el nuevo gobierno le dio la oportunidad de estudiar. Hoy es él quien contribuye a que otros desde las aulas labren su futuro y el de la Patria.

A finales de la década de los 70, luego del triunfo del frente sandinista, parte a Nicaragua a llevar la luz de las letras a ese hermano país. Desde su regreso a Cuba no ha hecho otra cosa que no sea enseñar… ¡Y en qué condiciones!

Tal vez sea por ese refrán de que “la cabra tira pal´ monte” Reinaldo no se imagina ejerciendo el magisterio fuera de las montañas que lo vieron nacer. Asegura que no es tarea fácil pues debe asumir todas las asignaturas del grado en el que enseña cada curso, lo que impone un ejercicio de auto-preparación constante y exigente. Pero a la vez asegura sentir orgullo y amor por su profesión, pues es la que le ha permitido servir a la Revolución, desde su trinchera individual: el aula.


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × dos =