Presidente cubano e integrantes de su equipo de gobierno comparecen en cadena nacional

Presidente cubano e integrantes de su equipo de gobierno comparecen en cadena nacional

Compartir...

Presidente cubano e integrantes de su equipo de gobierno comparecen en cadena nacional

El Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, junto a integrantes de su equipo de gobierno, comparecen en la televisión y la radio cubana en transmisión conjunta.

¿Habrá una mejoría en la situación energética del país?

El ministro de Energía y Minas, Liván Arronte Cruz, explicó que el país realiza un enorme esfuerzo para mantener las instalaciones de electricidad y el servicio al pueblo, en medio de una tensa situación provocada por el bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos.

Las limitaciones financieras y de crédito del país para reparar las termoeléctricas han estado muy marcadas por el bloqueo, así como los problemas en el acceso a los combustibles. “Ha sido un escenario extremadamente tenso en el que ha vivido el país en los últimos años”.

En los últimos días, además de las averías en la unidad Antonio Guiteras, se ha reportado inestabilidad en otras plantas, unido al incremento de la demanda. En las últimas cuatro madrugadas se ha producido un aumento del consumo de 414 megawatts más que en días anteriores; mientras que en el horario del mediodía se ha incrementado en 163 megawatts y “en el pico de la noche” a alrededor de 317 megawatts.

En la situación energética actual han incidido dos factores fundamentales: las averías en las centrales termoeléctricas y en la generación distribuida, unido a este incremento significativo de la demanda, lo cual ha provocado mayores afectaciones al servicio eléctrico del país.

Sobre la termoeléctrica Antonio Guitaras, que tributa al sistema nacional 300 megaWatt, informó que se están concluyendo los trabajos para comenzar el proceso de arranque, el cual es lento porque se desarrolla por etapas.“En la madrugada del próximo martes se debe proceder a sincronizar el bloque al sistema electroenergético nacional”.

En tanto, el bloque uno de Felton, en el oriente del país, está en proceso de arranque y debe quedar sincronizado antes del mediodía de hoy, con un aporte de 180 megawatts.

También, prosiguió, se concluyeron los trabajos en la unidad número 1 de Felton, que tuvo una avería significativa en 2016 y que con mucho esfuerzo se ha ido recuperando. “Todo el equipamiento que se ha montado en la última etapa ha sido con personal cubano y asistencia técnica a distancia”.

Tras las pruebas realizadas en esa planta, este fin de semana se han corregido los defectos surgidos en el proceso de montaje y en estos momentos se crean las condiciones para arrancar la unidad, que comenzará a aportar al sistema electroenergético nacional.

El ministro resumió que se trata de dos unidades grandes, el Guiteras con 280 megawatts, más Felton que sumará 250, que permitirá disponer de más de 500 megawatts en el sistema en las próximas semanas, por tanto, paulatinamente irá mejorando la situación del sistema nacional.

El ministro pidió comprensión al pueblo y subrayó que “se trabaja ininterrumpidamente en resolver los problemas técnicos que tenemos en la generación base, para en el menor tiempo posible lograr la estabilidad y volver a tener una generación que pueda suplir la demanda que hoy necesita el país”.

Compleja situación epidemiológica también impacta en la cobertura energética

El presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, recordó que en el 2019, cuando comenzó el recrudecimiento de las medidas restrictivas que aplicó la administración Trump y se aplicó el Título III de la Ley Helms-Burton, se explicó a la población que Cuba entraría en un período difícil con dificultades y carencias económicas, que pasaba también por adquirir a tiempo los combustibles necesarios para la marcha de la economía nacional. 

En ese momento, continuó, se enfiló la política de sanciones con el objetivo de que no entrara ningún combustible al país. Ante esto, el gobierno cubano decidió proteger la generación eléctrica destinada a la población, incluso a costa de tener que ralentizar o disminuir la actividad económica del país.

“Durante más de un año y medio hemos estado sin apagones excepto los que se produjeron por averías de los sistemas de distribución de los sistemas electroenergéticos. Es ahora cuando entramos en un déficit de generación por roturas de las plantas de generación”.

“Hubo quienes me dijeron: ´es un milagro que no hayamos tenido apagones en estas condiciones´, y yo siempre explicaba:´no, no es un milagro, un milagro es dejarlo a la voluntad divina, sino que tiene que ver con el esfuerzo, inteligencia y voluntad política con la que se ha ido trabajando de defender la generación para la población y causar la menor cantidad de afectaciones posibles´”.

El presidente abundó que son procesos que hemos tenido que enfrentar y vencer, ante una política de asfixia económica para provocar estallidos sociales en el país, y consideró que los problemas que tenemos hoy tienen que ver con sus efectos acumulativos.

Al referirse a los problemas en el acceso a los combustibles, el mandatario dijo que el país no siempre ha podido tener a tiempo todos los combustibles necesarios y explicó que el sistema electroenergético nacional dispone de una generación térmica que trabaja con crudo cubano y otra base de generación distribuida —que apoya los mayores picos de demanda—, que funciona con diferentes tipos de combustibles. “Cuando no se tiene los surtidos de combustibles de manera oportuna, sobrecargas la generación en alguna de esas plantas”.

Por tanto, “muchas veces los grupos electrógenos que están previstos para trabajar con una determinada cantidad de horas-días han estado trabajando casi todo el día, acompañando a la generación térmica, lo cual provoca desgaste y las horas de operación, junto con los mantenimientos que hay que ejecutar, se consumen más rápido por lo que quedan menos días para poder tener en vitalidad los sistemas. Esta situación ha causado un grupo de problemas”, dijo.

“Esa acción de sobrecarga en algunas de estas tecnologías, la carencia de piezas de repuesto y los financiamientos que no hemos podido recibir, debido a la política cruel y agresiva del bloqueo económico recrudecido y la persecución financiera y  energética sostenida, que mantiene la actual administración del gobierno de los EE.UU., ha provocado que no tengamos el financiamiento para cumplir los ciclos de mantenimiento, para poder reparar y tener las piezas de repuesto”. 

El presidente señaló que al acercarse el verano, por lo que esta época del año significa para la familia cubana y en la vida de nuestro pueblo, se decidió hacer con los pocos recursos disponibles determinados niveles de mantenimiento en estas plantas. 

“Cómo no no teníamos capacidad por todas estas razones de cobertura, sacar una planta o una tecnología determinada a mantenimiento o a algún tipo de reparación, resulta perder capacidad de generación y aumenta la demanda de generación en el pico y por eso hemos tenido que ir a apagones”, explicó. 

Añadió que los actuales apagones también tienen que ver con la realidad de la covid-19, y recordó que en la misma medida en que han crecido los casos de covid-19, además de disponer de instalaciones del sistema de salud y hospitalarias, se han abierto centros de aislamiento e ingreso en otros lugares, como escuelas, y hoteles habilitados como hospitales. 

“En las condiciones actuales, para provocar la menor cantidad de molestias en la atención a los pacientes de covid hemos tenido que proteger más circuitos. Se han protegido más circuitos de los que teníamos previstos, por lo tanto quedan más circuitos sin poder ser apagados”, destacó el mandatario cubano. Además agregó que si a esto se le adiciona otras fallas y roturas cómo pasó en estos días se acrecienta el número de apagones. “Esto causa insatisfacciones en la población ”, reconoció Díaz Canel. 

El mandatario cubano dijo que la población puede tener la seguridad de que el gobierno cubano quiere causar la menor afectación posible. “Nosotros no apagamos para molestar a la población, eso no está en nuestros conceptos ni en nuestros compromisos, al contrario la lucha todos los días es para evitar que pasen estas cosas”

Falta el financiamiento para poder hacer estos trabajos con efectividad, aunque en medio de todas circunstancias se han realizado nuevas inversiones. En los próximos días, -informó- debe concluir una de las reparaciones capitales en una unidad de Feltón. Estamos haciendo una inversión con financiamiento de la Federación Rusa en el Mariel.

El país sigue trabajando en los parques eólicos y fotovoltaicos, porque existe todo un programa de inversiones energéticas.

“Cualquier señalamiento que haga la población, cualquier inquietud o queja en este tema la podemos analizar. Se pueden expresar las opiniones por las vías y canales que tenemos, siempre respetando el orden del país y respetando la tranquilidad ciudadana y con un comportamiento comprometido” puntualizó. 

Aunque se ven algunas perspectivas de mejoría -dijo- tenemos que planear dos caminos que confluyen. Por una parte, ahorrar con responsabilidad, tanto en el sector residencial como en el estatal. Por otra parte, el personal de la UNE, en el menor tiempo posible, debe cumplir con estos programas de mantenimiento y reparación de las unidades que han estado fuera de servicio en estos tiempos.

Polanco: Siguen tácticas de la llamada ‘lucha no violenta’ para generar inestabilidad

Ante la pregunta de cuál es su valoración de la situación actual, el presidente cubano dio la palabra a Rogelio Polanco, quien vivió todas las acciones del manual de lucha no convencional en países como Venezuela. 

El miembro del Secretariado del Comité Central del PCC y jefe de su departamento ideológico dijo que estamos viviendo uno de los capítulos de la guerra no convencional. “Tuve el privilegio de vivirlo personalmente durante varios años en Venezuela. El comandante Chavez le llamó a todo el proceso golpe combinado, porque era una combinación de acciones del ámbito económico, político, mediático, sabotaje, y él tenía una manera muy peculiar de explicarlo.

Hablaba de una marcha lenta, como la de un explosivo, que va avanzando en la pólvora hasta que llega el detonante, así explicaba Chávez lo que muchos analistas entienden por guerra no convencional, revoluciones de colores, guerra híbrida, de cuarta generación o golpe blando o golpe suave”.

Polanco explicó que en el caso de Venezuela las guarimbas provocaron daños humanos y materiales de unas dimensiones extraordinarias. “Las guarimbas son aquellos disturbios callejeros de calles, toma de instalaciones, generar importantes eventos, para lograr lo que denominaban un estallido social”. 

Recordó el intento de introducción forzosa de ayuda humanitaria por la frontera de ese país, “algo inédito e inusual”. Como parte de las teorías de golpe blando se unen las medidas coercitivas unilaterales de carácter económico, comercial, financiero, para provocar carencias, necesidades y limitaciones en el acceso a recursos financieros, medicamentos y alimentos.

“Es parte de un manual que se ha aplicado rigurosamente en varios países, desde el Medio Oriente, Europa y también América Latina. Es una estrategia intervencionista para aplicar lo que se ha denominado el cambio de régimen. Por tanto, sigue tácticas de la llamada ‘lucha no violenta’ para generar inestabilidad y caos en los países, provocar a las fuerzas del orden para inducir acciones de represión que, a su vez, generen la percepción de violación de derechos humanos y eso genere, a su vez, nuevas acciones mediáticas para movilizar a quienes son parte de la acción de desestabilización”.

Añadió que todo esto se potencia por los medios de comunicación masiva. “Ahora con la existencia de un espacio público digital que replica de manera compulsiva y violenta todas estas narrativas para provocar la ingobernabilidad. La irrupción de este espacio digital facilita la generación de noticias falsas, tergiversación, manipulación de los hechos y busca, a través de la emocionalidad, que se provoquen este tipo de acciones, denigrar a las autoridades y todo eso para que, mediante plataformas globales digitales, se logre una hegemonía en los flujos de información mediante algoritmos”. 

El miembro del Secretariado del Comité Central del PCC y jefe de su departamento ideológico afirmó que la pretensión es evidente, “es quebrar la voluntad del ser humano. Es fracturar a las instituciones, socavar la unidad nacional de los países. Para eso se dedican cuantiosos recursos, no es algo improvisado. Es algo muy bien diseñado, estructuras y agencias de los Estados Unidos con laboratorios dedicados a crear estas condiciones y lograr sus objetivos”. 

“Pero —aseguró— se ha demostrado que es posible derrotarlas. No hay tecnología ni estrategia de esta naturaleza que pueda con la unidad de un pueblo, que pueda cuando hay una población organizada, movilizada y consciente de sus objetivos como nación y de su historia. 

“Venezuela ha demostrado que es posible derrotarlas, como lo está demostrando Cuba, como lo demostró nuestro pueblo valiente y heroico en la jornada de ayer”, concluyó.

(Noticia en construcción)


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × 3 =