Por más y mejor teatro en Guantánamo

Compartir...

Guantánamo. – Los profesionales de las tablas en Guantánamo se alistan para celebrar, el 22 de enero, el Día del Teatro Cubano. El Grupo La Barcaa lo hará con el estreno de la obra Poemas con niños, versión para el teatro, del texto homónimo que el escritor cubano Nicolás Guillén publicara en el libro El son entero (1947). Para la propia jornada se prevé una Gala Cultural, en el Guiñol de la ciudad.

También se incluyen las presentaciones de las agrupaciones del patio y las foráneas en la nueva edición de “Cruzados en la ciudad”, la presencia del Guiñol Guantánamo en el espacio fijo de la UNEAC “Bolereando con Paula Villalón”

Hasta las comunidades de El Raposo, La Tablita, Los Güiros, San Pedro y Santa Rosa, también se prevé la presentación del grupo Dramático, las Estatuas Vivientes y Soyinka, entre otros. El grupo Dramático propone “Flores contadas”, mientras que en el Teatro Guaso ofrece el espectáculo de Variedades circenses de Santiago de Cuba.

Múltiples las actividades que buscan agasajar a los artistas que se dedican a esta bella manifestación, aún es mucho lo que se puede hacer por incentivar su consumo. Un incremento de las presentaciones en los espacios comunitarios, mayor promoción de las propuestas existentes son aún páginas pendientes  

Los talleres de apreciación teatral en las comunidades, el incremento de grupos de aficionados que trabajen esta manifestación, puede y debe garantizar la localización y formación de nuevos talentos, que permitan la perdurabilidad de este arte en nuestra provincia.

Un ejemplo positivo es el Proyecto “Pequeños Relevos”, que desde la Escuela Félix Pena, de Maisí, da muestras evidentes de cuanto se puede hacer por aprovechar el talento de los más jóvenes, hacerles creer en el arte de las tablas y transmitir historias, anécdotas y enseñanzas.

Otro asunto a considerar son las obras, los guiones que se escriben y adaptan para su representación y que deben acercarse cada vez más a la cotidianidad, a los silencios comunicativos, a las dinámicas y problemáticas que nos afectan, para que sea esta también una forma de comprometer el arte con el entorno social en el que se desarrolla.

Es cierto que el proyecto “Estatuas Vivientes” ofrece una visualidad diferente, llamativa y constituye a la vez un acercamiento al arte del mimo, que bien pudiera perfeccionarse y enriquecerse, en función de transmitir mensajes más contundentes, profundos y significativos, más allá del meto ornamento.

A la vez, es preciso repensar espacios, horarios, propuestas, condiciones de las salas y locales de exhibición de las obras teatrales, pues actualmente la más cercana al centro citadino es el Teatro Guiñol.

Enero inicia cada año con una programación intensa de actividades, estrenos y propuestas, que no se repiten hasta que no sucede en el territorio un evento de tablas como el Encuentro de Jóvenes Titiriteros o la etapa estival, donde se potencian las opciones recreativas. En mi opinión falta incrementar las propuestas teatrales, sobre todo para jóvenes y adultos, incentivar en estos públicos el gusto por esta manifestación, que puede tocar de la manera más profunda las cuerdas sensibles de nuestra humanidad.


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × cinco =