Hazlo en casa, más producción y menos consumo (+ Infografías y Videos)

Compartir...

Guantánamo. – En medio de la implementación de la Tarea Ordenamiento en Cuba, hay un llamado que se reitera en casi todos los espacios informativos y en cada una de las alocuciones de las máximas autoridades de nuestro país. La necesidad de disminuir las importaciones y generar productos nacionales que sustituyan aquellos que se adquieren a altos precios el mercado internacional.

Pero esta máxima puede y debe ser aplicada a los hogares y comunidades, generando no pocos ahorros a nuestra economía hogareña y garantizando en muchos sentidos, calidad en el producto final. Por mucho tiempo hemos practicado la cultura del consumo por encima de la cultura de producción y este es un comportamiento que debemos y podemos transformar.

Un ejemplo sencillo es el vinagre. Toma pocos recursos, muy poco tiempo y tiene múltiples utilidades, tanto en la cocina, donde resulta un ingrediente indispensable, como en otras esferas menos comunes, como la limpieza del hogar, la agricultura urbana, donde puede ser usado como pesticida natural o recetas de belleza – para la piel o el cabello.

Receta del vinagre (2 litro)

Ingredientes:
Una taza de fruta madura picada (puede emplearse plátano maduro)
Una taza de vinagre
Una taza de azúcar
Modo de preparación:
Mezclar los ingredientes con agua, hasta completar dos litros. Preservar en un recipiente tapado con un paño fino, en un lugar oscuro, de seis a ocho semanas. Luego de ese período el vinagre estará listo.

Condimentos frescos: Actualmente un paquete de verduras – cilantro, perejil, orégano y ajoporro – se cotizan entre los cinco o diez pesos y para conseguirlos en casa no necesitas más que voluntad, dedicación, recipientes, tierra, luz solar y un poco de agua. Así podrás además reducir tu huella de carbono en el medio ambiente. Sin importar el espacio puedes crear tu propio huerto y darle mejor sabor a tu cocina.

Infografía 1: Siembra de árboles

Si eres un poco más emprended@r, puedes incluso sembrar tus propios vegetales como zanahoria, pepino, lechuga o pimientos. En esa misma cuerda se encuentra el té y algunos remedios naturales como la sábila, la menta, la albahaca, la verbena.

https://youtu.be/jS6ya2UCWPo

El pan, las galletas y otros alimentos que a menudo adquirimos en la red de comercio y que ahora escasean, también podemos prepararlos en nuestros hogares. ¿No tienes harina? Solo necesitas un procesador de alimentos y podrás crearlas tuyas, algunas incluso libres de gluten, que propiciarán una variedad en su dieta. Alimentos como el arroz, coco o incluso boniato, que ofrecerán un valor diferente a tus alimentos.

https://youtu.be/tM36G9OlA24


Otro tanto sucede con útiles variados del hogar como servilletas, agarraderas, posavasos, zapateras e incluso nasobucos. Las medidas de restricción que imponen la actual situación epidemiológica de Guantánamo propician que estemos en casa por más tiempo y se puede aprovechar el mismo confeccionando estas necesarias manualidades, a las que también podemos sumar los útiles nasobucos.

Infografía 2: Confección de nasobucos

Comprar menos y crear más también contribuirá a la generación de riquezas y no es este un principio exclusivo de la economía de un país, de una empresa o de un emprendimiento. También puede aplicarse a nuestros hogares y las anteriores son solo algunas alternativas que bien pueden satisfacer algunas de las necesidades que hoy se registran en nuestra población. Les invitamos a probar y a compartir con nosotros sus resultados.


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 + doce =