Federadas cubanas: Artesanas de la Revolución

Compartir...

Guantánamo.- No aparecieron de improviso. No brotan de los diarios ni de los libros porque están entre nosotros en la cotidianidad. Mujeres que se levantan temprano para hacer el desayuno de la familia, preparar a sus hijos, hacer el almuerzo, atendiendo a su familia… Y en estos difíciles días de pandemia, animan la vida con su innegable optimismo.

La dulzura, la ternura, la bondad y el amor sin límites ni fronteras las define…. Son mujeres cubanas que escriben hermosas páginas de historias, unas a la luz, otras secretas en espacios menos inimaginables, pero construyen y luchan. Ellas, pertenecen a la Federación de Mujeres Cubanas, organización que este 23 de agosto cumple 60 años y fuera fundada por nuestra inolvidable Vilma Espín.

De aquel hecho histórico, expresara Fidel: “…Y es tarea de la Federación organizar a la mujer cubana, preparar a la mujer cubana, ayudar a la mujer cubana en todos los órdenes, en el orden social, en el orden cultural, elevando su preparación, a través de cursos, a través de publicaciones, poniéndola al tanto de todas las cuestiones de las mujeres en todo el mundo, relacionándola con las actividades culturales y sociales de las mujeres de todo el mundo…”

Ha pasado seis décadas y hoy se mantienen con  la fuerza y valor que las  caracteriza.  Son constructoras, educadoras, doctoras, ingenieras, gastronómicas, periodistas, soldados de la Brigada de la Frontera… ellas, honran y la sabiduría de Vilma y su obra extraordinaria, porque llevan por dentro la energía que sostiene, impulsa y ensancha el corazón de todo ser humano.

Solo vale un gesto o una sonrisa para que aparezcan con las manos extendidas, la palabra precisa y el consuelo vital que renueva. Y es que no hay logro científico, cultural y deportivo, aporte a la defensa de la Patria donde no conste la figura apasionada de la federada cubana. Y esto sucede porque están en todas partes con los sentimientos a flor de piel, para hacer cada día más feliz aun en los momentos más difíciles.

Eres indetenible, valiente, enérgica, suave. Hay mucha fuerza y valor en tu piel. Ejemplos de Mariana, Haydée, Melba, Celia, Vilma… has dejado una huella inquebrantable que hoy llena todos los espacios y te transformas en ama de casa, madre, esposa, trabajadora y amiga…  

Hoy este homenaje es para todas las federadas cubanas que parten hacia tierras lejanas para aliviar el dolor. También para aquellas que, con su presencia, inundan con su belleza y su perfume natural los espacios y se transforman en ama de casa, madre, esposa, amiga, hermana… en artesanas de la Revolución.


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce − 3 =