El oro a Mijaín no se lo quita nadie

El oro a Mijaín no se lo quita nadie

Compartir...

El oro a Mijaín no se lo quita nadie

Héctor Milián mira los combates desde un costado del colchón, analizando cada detalle, sin perderle la pista a ninguno de sus pupilos. Al hombre que abrió el camino dorado de la lucha cubana en citas estivales, con su título en Barcelona-92, lo encontró Granma como uno de los técnicos del equipo nacional del estilo clásico, en la gala por el Día de la lucha cubana Pedro Val in memóriam.

Para Milián, una ventaja de la lucha cubana camino a Tokio es que tiene bien definido a los representantes por cada división.

Tokio se presenta como un reto para continuar aportando preseas, condicionados por un año de pandemia y un casi nulo calendario competitivo.

«Nosotros estuvimos en una base de entrenamiento en Camagüey por dos meses, que nos sirvió para trabajar en el acondicionamiento físico, y eso repercutió en la forma que muestran ahora. Solo les restan algunos ajustes, que ganarán cuando vuelvan a la competencia», aseguró el pinareño de Taco Taco.

«Mijaín es un atleta que entrena todos los días con disciplina y dedicación. Actualmente se encuentra en proceso de puesta a punto de su forma deportiva. Su preparación no ha sufrido ningún retraso y mantiene su enfoque en el oro de Japón, donde creo que su principal rival será el turco Riza Kayaalp, aunque debe tener en cuenta a rivales de Rusia y otras naciones europeas», comentó.

«El futuro no se puede predecir y siempre hay que respetar a los contrarios, que también se preparan; pero te aseguro que el oro a Mijaín no se lo quita nadie», finalizó Milián, quien habla del abanderado de la delegación cubana, como lo haría un padre que siente orgullo, al verse superado por su primogénito.

(Tomado de Granma)


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 + ocho =