Foto: Osval

Como no hubo ataque sónico, no podrá existir evidencia (+Video)

Compartir...

Foto: Osval

El miembro del Buró Político del Partido Comunista de Cuba y ministro de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez Parrilla, reiteró, a través de su cuenta en Twitter, que no hubo «ataques» contra diplomáticos de Estados Unidos en La Habana.

Su publicación responde a los resultados clasificados y evidencias de investigaciones científicas no públicas sobre los llamados incidentes de salud, expuestos recientemente, y que demuestran la manipulación política sobre estos acontecimientos.

Según una revisión científica desclasificada, encargada por el Departamento de Estado de EE. UU.  y obtenida por BuzzFeed News, «los ruidos relacionados con supuestos ataques sónicos entre los diplomáticos estadounidenses en Cuba probablemente fueron causados por grillos, no por armas de microondas».

El informe científico también consideró «muy poco probable» que las microondas, ahora ampliamente propuestas por funcionarios del Gobierno de EE. UU. para explicar las lesiones, estuvieran involucradas en los incidentes. Y aunque el informe no concluyó definitivamente qué causó las lesiones en sí, encontró que los efectos de la sicología de masas «sicógenas» pueden haber influido.

El texto del Departamento de Estado fue escrito por el grupo asesor Jason, una junta científica de élite que revisa las preocupaciones de seguridad nacional de EE. UU. desde la Guerra Fría.

«Ninguna fuente de energía plausible (ni radio / microondas ni sónica) puede producir tanto las señales de audio / video grabadas como los efectos médicos reportados», concluyó el informe. «Creemos que los sonidos grabados son de origen mecánico o biológico, más que electrónico. La fuente más probable es el grillo de cola corta de las Indias».

Los hallazgos van en contra de un informe médico encargado por el Departamento de Estado y publicado por un panel de las Academias Nacionales de Ciencias el año pasado, que encontró que las microondas eran la causa «más plausible» de los síntomas. Ese panel no recibió el informe Jason como parte de su evaluación, advierte la fuente.

«Estamos agradecidos con el grupo Jason por su conocimiento que, aunque no llega a conclusiones firmes, nos ha ayudado en nuestra investigación en curso de estos incidentes», dijo un portavoz del Departamento de Estado a BuzzFeed News, en un comunicado enviado por correo electrónico.

Desde China hasta Washington, DC, se han informado alrededor de 200 posibles incidentes de este tipo en todo el mundo, desde los casos iniciales descritos en el informe Jason. Han surgido más casos desde que las agencias de inteligencia estadounidenses comenzaron a realizar una revisión de lo que ahora se denominan «incidentes de salud anómalos», y después de que el Departamento de Defensa pidiera a su personal en todo el mundo que informara los casos sospechosos.

El estigma y la política internacional influyen en la razón por la que la teoría de la sicología de masas no se ha tomado más en serio en EE. UU.

Informaciones relacionadas

Fuente: Granma


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diez − ocho =