Un Congreso a la altura del momento… (+ Video)

Compartir...

Congreso de la Central de los Trabajadores de Cuba: a la altura de estos tiempos
Guantánamo.-  “Un congreso a la altura del momento en que vive la Patria. Constituye otra contundente respuesta de nuestros trabajadores a las agresiones, amenazas y mentiras con que el enemigo pretende, hoy con renovada saña, cumplir su sueño de destruir la Revolución.”

Así expresó el segundo secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, José Ramón Machado Ventura, al clausurar el XXI Congreso de Central de Trabajadores de Cuba (CTC) que del 20 al 24 del presente mes sesionó en La Habana.

Los sindicalistas cubanos discutieron sobre el salario y la política de empleo, las formas de pago, las condiciones de trabajo, el aseguramiento de insumos y financiero, las inversiones, las cuentas por cobrar y por pagar, el transporte obrero, la adquisición de medios de protección individual y las insatisfacciones con su calidad, entre otros.

Entre las intervenciones, me llamaron la atención las relacionadas con el tema de la construcción. Un trabajador por cuenta propia, habló de como este sector contribuye directamente a la economía, y sin embargo las carencias de los medios de producción -como la falta de guantes y la imposibilidad de hacer contratos con el Estado para adquirirlos obligándolos a recurrir al mercado negro- afectan directamente su desempeño.

En este aspecto, representantes guantanameros se refirieron a la situación precaria de la industria de materiales de la construcción en la provincia, donde hoy esta industria no cumple con los indicadores de eficiencia, transita por problemas organizativos, existe fluctuación constante de los trabajadores, que unido a la falta de insumos propicia que muchas de las canteras no estén produciendo.

Otros delegados hicieron referencia a la necesidad de garantizar las condiciones de trabajo a los obreros, que incluyen temas alimentarios, de vivienda y de artículos de higiene personal.

Las sesiones de trabajo en comisiones y en plenaria estuvieron precedidas por encuentros con los máximos representantes de las Organizaciones Superiores de Dirección Empresarial (OSDE) y los ministerios a los cuales pertenecen, intercambios donde pasaron revista a las proyecciones futuras en cuanto a las políticas y programas de esos organismos decisores y su repercusión en los colectivos laborales, la necesidad de potenciar las exportaciones y la sustitución de importaciones.

El Congreso de la CTC fue también espacio propicio para emitir una declaración de apoyo a las causas justas del mundo y a la lucha por la defensa de la soberanía, autodeterminación y derechos del ser humano.

El documento condena además la Ley Helms- Burton como “expresión de los intentos anexionistas e injerencistas contra Cuba” y aboga por el apoyo de las organizaciones amigas para denunciar su carácter extraterritorial, esencialmente el Título III.

De igual modo hace un llamado a exigir en cada colectivo laboral al gobierno de los Estados Unidos la eliminación del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto a la nación, y la devolución del territorio ilegalmente ocupado en la base naval de Guantánamo.

Luego de intensas jornadas, corresponde ahora llevar a cada centro de trabajo las conclusiones y acuerdos para materializarlos en acciones concretas para, partiendo del aprovechamiento de la jornada, producir más y brindar un mejor servicio, conscientes de que a pesar de que aún en medio de la actual coyuntura, hacer crecer la economía cubana es posible.


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

8 − 8 =