Mejorarán calidad del agua consumida en Maisí con cooperación internacional

Compartir...

Mejorarán calidad del agua consumida en Maisí con cooperación internacionalGuantánamo.- Cinco plantas purificadoras por ósmosis inversa próximamente serán puestas en uso en Maisí para mejorar la calidad del agua, como parte de la estrategia seguida por la delegación provincial de Recursos Hidráulicos en la recuperación de uno de los territorios guantanameros más golpeados por el huracán Matthew en octubre pasado.

Según confirmó la ingeniera Maryoris Rubio Bonome, directora de la Unidad Empresarial de Base (UEB) Guantánamo de Proyectos Hidráulicos, estas instalaciones fueron adquiridas con la cooperación de Oxfam y cada una tiene capacidad para purificar hasta 500 litros por hora.

Señaló que con las plantas serán favorecidas las localidades de La Máquina (tendrá dos), la cabecera municipal; La Asunción, Los Llanos y Sabana, en donde reside alrededor de la mitad de la población del municipio, estimada en cerca de 30 000 habitantes.

Rubio explicó que la ósmosis inversa es una tecnología muy utilizada para potabilizar el agua de mar y que en el caso de Maisí permitirá aumentar la calidad del líquido consumido a partir de la eliminación de iones, moléculas y partículas más grandes contenidas en el líquido, mediante una membrana semipermeable.

Oxfam es una confederación internacional formada por 17 organizaciones no gubernamentales nacionales presente en 90 países, entre ellos Cuba en donde presta apoyo a acciones del Gobierno para impulsar el desarrollo a nivel local.

Luego del paso destructor del huracán Matthew por cinco municipios guantanameros, la ONG facilitó ayuda enviando productos de limpieza, lonas para levantar refugios y tabletas de purificación de agua.

La directiva también adelantó que se trabaja con la representación en Cuba de la UNICEF, el Ministerio cubano de Comercio Exterior y el Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos para con fondos donados por Rusia implementar el proyecto titulado Fortalecimiento de la Seguridad Hídrica de los municipios afectados por huracán Matthew.

El plan prioriza la construcción de una desalinizadora de agua de mar en Punta de Maisí como complemento de las acciones realizadas por la delegación provincial del INRH para mejorar el abasto a los cerca de 2 000 habitantes de la localidad del extremo oriental con la construcción de una conductora y nuevas redes de distribución, ya terminadas.

En febrero pasado el gobierno ruso entregó un donativo para las zonas afectadas por el meteoro, consistente en un millón de dólares para que el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo lo emplee en la restauración de la infraestructura dañada y otros 500 mil a la UNICEF para realizar trabajos relacionados con el abastecimiento de agua y la higiene pública.

 

 


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciocho − cuatro =