La medalla de Reyna y Fidel

Compartir...

Reyna Cardona, madre del titular olímpico Arlen López CardonaGuantánamo.- “Esta es la medalla mía y de mi comandante, así se lo pedí a mi niño y hoy acaba de regalármela, por eso lo primero que hicimos todos los reunidos acá fue gritar bien fuerte el nombre de Fidel, de nuestro padre coño”, así con un desbordamiento de emoción indescriptible nos habló Reyna Cardona, la madre del titular olímpico Arlen López Cardona.

Guantánamo todo parecía estar viendo la pelea y una multitud se concentró en la casa del campeón, ubicada en el 3 oeste entre 13 y 14 Sur, unas de las zonas más populacheras de la ciudad del Guaso. Allí confluyeron todos, autoridades del Partido (COmunista de Cuba), el gobierno y el INDER, glorias deportivas integrantes de peñas deportivas, familiares, vecinos, niños y niñas, sus primeros entrenadores y jóvenes que entrenan boxeo con la esperanza de un día subir al podio como llegara Arlen López.

Y aunque algunos “opinadores” hablaron de la forma en que llegaría Arlen a la final, tras sus dos últimas presentaciones, a este reportero no le asombró el resultado. En entrevista realizada, hace unos meses al director técnico de la escuadra cubana, por demás el también guantanamero Rolando Acebal nos predecía y cito “que si había una medalla de oro segura en Cuba era la de Arlen López”.

El muchacho del Sur no lo pudo hacer mejor, ganó todos sus combates de forma convincente e inteligente, la gloria de la suma olímpica es de él. Guantánamo todo le espera y en especial su luchadora mamá Reyna a quien su niñito, para las madres nunca crecemos, para recibir su medalla, la de ella y de Fidel.


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 − trece =