Jóvenes por la ruta de Martí llegan a localidad de Vuelta Corta (+ Video)

Compartir...

Ruta MartianaGuantánamo.- Los jóvenes que reeditan por estos días la Ruta Martiana, de Playita de Cajobabo a Dos Ríos, llegaron este miércoles a Vuelta Corta, último paraje guantanamero que acogió al Apóstol cubano tras su arribo a la Isla en abril de 1895 y antes de caer en combate en Dos Ríos el 19 de mayo de ese año.

La brigada de 20 jóvenes provenientes de varias regiones del país emprendió el itinerario el pasado 30 de abril, desde la costa sur del municipio de Imías -que hace 122 años recibió al Héroe Nacional José Martí-, y en los días transcurridos recorrieron los 13 campamentos en que pernoctó el Maestro en el territorio más oriental.
 
El martes los caminantes transitaron hasta la localidad de Uveral, desde Arroyo Hondo, donde a la sazón cayó el bravo coronel mambí guantanamero Arcid Duverger -descrito por Martí en su Diario-, y de ahí se extendieron a Vuelta Corta, lugar en que el Apóstol recibió la Bandera Cubana de manos del adalid local Pedro Agustín Pérez.
 
La juvenil expedición la conforman universitarios, obreros, campesinos, trabajadores del sector no estatal y combatientes destacados, cinco de ellos hijos de esta provincia en la que más tiempo permaneció el Delegado del Partido Revolucionario Cubano después de su regreso a la Patria, luego de ardua labor en el extranjero para aunar recursos para la lucha independentista.
 
En estas tierras el guía y organizador de la Guerra Necesaria contra el colonialismo español se transformó en soldado, fue ascendido a Mayor General del Ejército Libertador, compartió con muchos pobres palabras y cobija, y sufrió la pérdida de valiosos luchadores.
 
 Quienes evocan hoy la historia, tras las huellas del Apóstol, proceden también de La Habana, Villa Clara, Las Tunas, y Granma, y son la mayoría militantes de la Unión de Jóvenes Comunistas e integrantes del Movimiento Juvenil Martiano, auspiciador del periplo.
 
Esta ruta hasta Dos Ríos los “pinos nuevos” de la Revolución la reeditan orgullosos de lo que es para ellos simbólico encuentro con el más universal de los cubanos; no en tiempo real, pero sí paso a paso donde él estuvo, a pie, en condiciones de campaña, adentrándose en sitios agrestes, alojándose en los mismos parajes.

 

Y entre los brigadistas destaca un eterno joven asiduo a estas travesías conmemorativas, el septuagenario guantanamero Rubén Preval, Premio Provincial de Patrimonio por sus aportes a la creación y salvaguarda de siete Bosques Martianos que perpetúan la trayectoria del Maestro por esta región.
 
La calidez de la gente y la naturaleza exuberante que cautivó a Martí, apreciaron ahora los caminantes durante el itinerario en Guantánamo, que reservó también espacio a gratos intercambios comunitarios, y actos culturales junto a pioneros, historiadores…
 
Todo el recorrido de la Ruta concluirá el 19 de mayo próximo y abarcará una distancia de casi 394 kilómetros a pie: los 11 días en territorio guantanamero y otras ocho jornadas en escenarios de Santiago de Cuba y Granma.

 

Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciocho − nueve =