Fidel y la Revolución de las mujeres

Compartir...

Fidel y la Revolución de las mujeresGuantánamo.- Para las mujeres, como yo, Fidel seguirá siendo recurrencia obligada. Desde temprana fecha de la última etapa de la lucha por la definitiva liberación identificó a este sector social como imprescindible para los destinos de la nación cubana.

En el discurso del 1 de enero de 1959, en Santiago de Cuba, el Comandante en Jefe expresó: “… es un sector de nuestro país que necesita también ser redimido, porque es víctima de la discriminación en el trabajo y en otros aspectos de la vida.” Desde entonces, libraría una batalla gigantesca por su plena igualdad e incorporación a las diferentes esferas de la vida económica, política y social.

A lo largo de los 57 años de Revolución, la mujer cubana conquistó todos sus derechos, Fidel no solo la redimió sino que la convirtió en una fuerza decisiva en todas las tareas, la colocó a la par del hombre, ofreció todas las posibilidades para desarrollarnos y en disímiles ocasiones le rindió honores con sus palabras generosas, reconociendo su valor, capacidad y entrega sin límites.

No por casualidad en el Primer Congreso de la Federación de Mujeres Cubanas, en 1962, dijo: “Las mujeres constituyen un verdadero ejército al servicio de la Revolución. La mujer es una Revolución dentro de la Revolución. Cuando en un pueblo pelean los hombres y pueden pelear las mujeres, estos pueblos son invencibles, y la mujer de este pueblo es invencible.”

Miliciana, obrera, campesina, intelectual, estudiante…, la mujer ha estado y estará en cada conquista revolucionaria, en la preservación del Socialismo como única alternativa posible a nuestros sueños, los que hemos podido hacer realidad.

Para mencionar solo algunas cifras hablaré de las guantanameras, somos mayoría en el sector de la Salud y la Educación, igualmente entre los técnicos y profesionales; representamos más del 40 por ciento de los delegados a la Asamblea provincial del Poder Popular y el número de campesinas incorporadas a labores agrícolas crece anualmente.

La Revolución de las mujeres inició con el Triunfo del Primero de enero de 1959 y permanecerá por los siglos de los siglos como fuerza política tremenda, al ardor del combate de las nuevas batallas, a lado de esta obra inmensa, inspirada en el ejemplo permanente de nuestro líder histórico, Fidel.


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis − ocho =