Exhorta el doctor Durán a extremar los cuidados ante la alta transmisibilidad de la COVID-19

Compartir...

Aunque la tendencia es a la disminución de los casos en esta capital y en Ciego de Ávila, el riesgo de transmisibilidad de la COVID-19 sigue alto en Cuba, sobre todo en Pinar del Río y Sancti Spíritus, de ahí que sea fundamental extremar los cuidados, advirtió hoy el doctor Francisco Durán, director nacional de Epidemiología.

Al comparecer en la conferencia de prensa semanal para la actualización del comportamiento de la pandemia, Durán afirmó que la fácil transmisión de esa enfermedad la hace en extremo riesgosa, por lo que no se puede bajar la guardia en ninguna provincia del país.

Como siempre digo y sin dramatismo, esta es una enfermedad que mata, de ahí que sea imprescindible la responsabilidad individual para su control, expresó el experto.

Las vacunas que tenemos hoy -dijo- son todas las medidas de restricción, por lo que cumplirlas es vital en aras de preservar la salud

En otro momento de su intervención, el especialista destacó la reducción en la capital de la incidencia de positivos en coronavirus SARS-CoV-2, causante de la COVID-19, gracias al trabajo de vigilancia y control de las máximas autoridades, junto con la población y otros factores.

Al respecto, señaló que en la semana del 15 al 21 de octubre se procesaron 27 mil 700 muestras en La Habana, que es la mayor cantidad en Cuba, aunque en todos los territorios se mantiene una importante vigilancia epidemiológica, precisó.

Igualmente se refirió a la mejoría de la situación en la central provincia de Ciego de Ávila, mientras la mayor complejidad está ahora mismo en Pinar del Río (occidente), por lo que se adoptan medidas de restricción muy intensas, apuntó.

Relacionado con la incidencia por provincias en los últimos 15 días, informó que Sancti Spíritus presenta la mayor tasa por 100 mil habitantes con 35,63, y a continuación se ubica Pinar del Río (33,06), como las más complicadas en ese aspecto, en tanto la de Cuba es de 4,82.

Como elemento favorable resaltó que se mantienen 10 provincias y el municipio especial Isla de la Juventud sin confirmar ningún caso positivo hace dos semanas e incluso más tiempo.

En cuanto a los territorios pinareños y espirituanos, el doctor Durán especificó que en los últimos 15 días han confirmado 193 y 166 pacientes, respectivamente, con la COVID-19.

El experto agregó que en la más occidental de las provincias cubanas se realizan estudios poblacionales y controles de foco, además de la implementación de otras medidas, para lograr cuanto antes reducir los contagios.

También mencionó que en los últimos siete días ha habido un incremento en el número de casos, con 361 diagnosticados en el país, fundamentalmente en Pinar del Río y Sancti Spíritus.

A su vez, dijo que se trabaja fuerte para hacer la mayor cantidad de muestras diarias, y en ese sentido han desempeñado un papel esencial los 15 laboratorios de biología molecular que en la actualidad procesan muestras para detectar la COVID-19, añadió.

Además, significó que se han incluido hospitales de La Habana y otros centros que apoyan esa importante tarea para detectar los positivos en SARS-CoV-2.

El epidemiólogo señaló que con los análisis procesados en Cuba este jueves se diagnosticaron 58 nuevos casos positivos en el patógeno, con lo cual Cuba registra seis mil 479 infectados desde la detección de los primeros casos en el país, en marzo pasado.

Se reportaron 28 altas clínicas de pacientes que lograron recuperarse de la enfermedad, dijo, para un acumulado de cinco mil 899 recuperados, según el reporte oficial.

Precisó que en la jornada del jueves se procesaron siete mil 107 pruebas de PCR (siglas en inglés de Reacción en Cadena de la Polimerasa) en tiempo real, y con esa cifra ascienden a 777 mil 247 las muestras analizadas desde la detección en la nación de los primeros casos, en marzo último.

El doctor Durán afirmó que todos los positivos de ayer son cubanos y de ellos 57 fueron contactos de contagiados anteriormente, por lo que el 92,3 por ciento del total de casos en Cuba han sido contactos, explicó.

Por esa razón, reiteró que cuando se detecta un caso confirmado es esencial buscar el mayor número de contactos para evitar una alta propagación de la enfermedad.

Añadió que una persona permanece sin fuente de infección demostrada y se acumulan 26 en los últimos 15 días, pero de todas formas se trabaja intensamente para encontrarlos.

En otro momento de la conferencia aseguró que 39 de los confirmados estaban asintomáticos y se acumula el 61,1 por ciento de personas que desde el inicio de la pandemia en el territorio nacional no presentaron síntomas en el momento de hacerles el PCR.

Igualmente informó que al cierre del día 22 de octubre se encuentran ingresados en hospitales para vigilancia clínica epidemiológica tres mil 489 pacientes, de ellos: en vigilancia dos mil 349, sospechosos 690 y confirmados 450.

El director nacional de Epidemiología señaló que no hubo que lamentar ninguna muerte ayer, por lo que se mantienen los 128 fallecidos en el país a causa de la COVID-19, lo que da una letalidad de 1,97 por ciento.

Asimismo mencionó que de los 450 casos activos, 445 tienen una evolución clínica estable, hay dos críticos y tres graves.

Durán explicó que por grupos de edades este jueves se confirmaron 19 positivos en edades pediátricas, lo que da un total de 751 desde el pasado mes de marzo, de los cuales 688 se encuentran recuperados.

De los 58 positivos, comentó que 29 pertenecen a Pinar del Río, mientras Artemisa diagnosticó 19, todos del municipio de Caimito, Sancti Spíritus (7) y Ciego de Ávila (3), y como elemento favorable en La Habana no hubo ningún caso, concluyó.

Tomado de la ACN


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 − nueve =