Cuba: equidad y emponderamiento femenino

Si de igualdad se trata

Compartir...

Cuba: equidad y emponderamiento femeninoGuantánamo.-  La igualdad de género y empoderamiento femenino figuran entre los logros de Cuba y su sistema social que desde el mismo triunfo de la Revolución comenzó a sentar las bases para llegar a esa meta.

Las cubanas cuentan con los más elementales derechos humanos entre los que figuran la salud, la educación, la alimentación, el empleo y juegan un papel protagónico en la esfera política, económica y social.

Baste mencionar que ocupan el 46 por ciento de los altos cargos de dirección,  constituyen el 78,5 % del personal de salud, el 48 de los investigadores científicos y el 66,8 de la fuerza de mayor calificación técnica y profesional. Asimismo ocupan el 48,86% por ciento de los escaños de la Asamblea Nacional, indicador que coloca a Cuba como el segundo país del continente americano con mayor representación femenina en el legislativo y el cuarto a nivel mundial.

En Guantánamo más del 70% de la fuerza laboral son mujeres, sinónimo de la creciente presencia femenina en sectores como el agrícola donde son más de diez  mil, en Educación con unas 8 mil educadoras y cerca de tres mil auxiliares de apoyo a la docencia. De forma similar ocurre en otra importante esfera, la salud al contar con más féminas que se desempeñan como doctoras, enfermeras, laboratoristas, oficinistas…

Un papel determinante juega la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), promotora del desarrollo pleno y la participación femenina en todos los ámbitos de la sociedad. Las Casas de Orientación a la Mujer y la Familia son un ejemplo, allí funcionan equipos multidisciplinarios para atender todo tipo de inquietudes.

La esperanza de vida al nacer de las cubanas supera los 80 años, avance al que se suma una tasa de mortalidad materna entre las más bajas del mundo.

A pesar de los logros de Cuba en cuanto a equidad y empoderamiento femenino, aún subsisten determinados estereotipos machistas, de ahí que se trabaje para erradicar esquemas que atentan contra el desarrollo alcanzado por las cubanas. La erradicación de la discriminación de género en toda su expresión, es posible si va de la mano con la  voluntad política.


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × 4 =