Cuba: el bloqueo a las comunicaciones

Compartir...

Bloqueo causa serios daños a comunicaciones e informática en Cuba Guantánamo.- Para nadie es un secreto que el bloqueo de los Estados Unidos contra Cuba es una violación del Derecho Internacional y sistemática de los derechos humanos del pueblo de esta nación caribeña.

Las repercusiones negativas de las medidas coercitivas unilaterales ascienden a más de 753 mil 688 millones de dólares, teniendo en cuenta la depreciación del dólar frente al oro, y abarcan todos los sectores económicos y sociales, como ocurre con el de las comunicaciones y la informática.

Este constituye el principal obstáculo para permitir a los cubanos tener una infraestructura adecuada destinada a alcanzar mayor acceso a internet.

Baste señalar ese país acapara el emporio mundial de las tecnologías informáticas y ejerce un control hegemónico sobre esa actividad, de ahí que por ejemplo, la Internet Corporation for Assigned Names and Numbers que provee direcciones IP y nombres al resto del mundo, está limitada de brindar servicios a Cuba por encontrarse sujeta a las leyes de la Oficina Federal para las Comunicaciones y el Departamento de Estado del gobierno norteamericano.

A pesar de las visitas a la isla de altos directivos de Google y el marcado interés de introducir sus productos y servicios en el mercado cubano, ello ha sido imposible por la vigencia del asedio.

Una totalización de los perjuicios causados al Estado cubano en esa área durante el último año, registró afectaciones que se elevan a 57 millones 122 mil 900 dólares estadounidenses.

Las pérdidas están asociadas a ingresos dejados de percibir y a la reubicación geográfica del comercio, capítulos que suman 38 millones de dólares para la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (ETECSA).

Entre los factores figuran la imposibilidad de acceder a marcas y equipamientos de altas prestaciones y líderes en el mercado de las telecomunicaciones distribuidos por empresas norteamericanas.

Por causas similares, la empresa cubana Copextel, dedicada al suministro y reparación de equipos de telecomunicaciones, contabilizó pérdidas por dos millones 500 mil dólares en el mismo espacio de tiempo.

Ello sucede mientras una maliciosa campaña mediática trata de culpar al Estado cubano acusándolo de no incrementar el servicio de internet y de otras comunicaciones en el país bloqueado.

También incide en que los medios empleados en la informática que podrían adquirirse desde los EE.UU, nuestro país tenga que obtenerlos desde Asia, a altos costos de importación, amén de la imposibilidad de modernizar tecnologías,  a lo que se suma el elevado costo del  servicio celular debido al uso de un satélite de otra nación.

A pesar de que el gobierno del presidente Barack Obama ha introducido algunas modificaciones en la aplicación del bloqueo y ha instado al Congreso a levantarlo, aún se mantienen vigentes aspectos esenciales de esta política.

Cuando este 26 de octubre sea sometido a votación en la ONU el proyecto cubano de resolución sobre la necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero el mundo alzará su voz nuevamente en contra de una política genocida que desde hace más de medio sigo pretende asfixiar al pueblo cubano a través de una política que jamás debió existir y debe cesar de una vez y por todas.


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 + catorce =