Apoyo y abrazo sindical en la Punta de Maisí

Compartir...

Guantánamo.- La madrugada cedía antes los primeros vestigios del sol cuando unos 40 compañeros y compañeras, secretarios generales, funcionarios y personal de apoyo de diferentes sindicatos de Guantánamo se concentraban frente al seminternado de primaria Conrado Benítez, para partir hacia la Punta de Maisí, para apoyar en las labores de la recuperación, allí, sin dudas, en el lugar más afectado por el fuerte impacto de Matthew. 

Al llegar a Punta de Maisí el panorama continuaba siendo desolador, el abasto de agua era la problemática mayor, los pobladores secaban  al sol sus colchones, ropas y las pocas cosas que les dejará el huracán. Pero lo más importante no hay pérdidas de vidas humanas y el tiempo de lamentaciones ha pasado, ahora una sola palabra es prioritaria: recuperación.

Cuatro brigadas se conforman rápidamente e inician la ayuda a los afectados para levantarles facilidades temporales de viviendas, el golpe de los martillos clavando es la única música, los choferes ayudan buscando agua, en la retaguardia, en lo que fuera el mercadito comunitario Iberis, nuestra Heroína del Trabajo del sector de la Salud, junto a Niolvis, Miroslaba y otros y otras preparan meriendas y comidas traídas desde Guantánamo. Isbel, la secretaria general de la CTC en la provincia, camina, atiende el mínimo detalle y visita afectados, los abrasa, conversa con ellos.

En dos días de trabajo varias casitas, desde sus escombros comienzan a renacer comienzan a renacer. Y aunque no hay competencia todos se apuran en ser los que más ayudan, Danilo, el secretario de los agropecuarios y forestales, Dagoberto, Baró, Luis Felipe y los de la brigada de la CTC provincial, pero sin dudas los más rápidos y experimentados son los de la brigada de vanguardistas de la construcción, quienes casi a coro me gritaron “estamos aquí sonando en Cuba”.

   En la noche, tras la comida de campaña, acomodarse en el el pasillo del faro de Punta de Maisí y otros lugares, todos con la luna como techo, en la mañana nuevamente al trabajo, luego el regreso a Guantánamo, y la voluntad para en tres días volver a subir.


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ocho + 14 =