Si Soberana 02 y Abdala son exitosos, ¿por qué seguir desarrollando otros candidatos vacunales?

Compartir...

“La investigación científica es un proceso en espiral”, apuntó el doctor Eulogio Pimentel, vicepresidente del grupo empresarial BioCubaFarma, en días recientes a la prensa.

“Si hoy tenemos dos candidatos vacunales que van adelante en el proceso de desarrollo clínico, es fruto de la investigación pretérita que ha hecho el país. Sin un sustento en términos de capital humano y competencia científica no estaríamos hablando de esto”, destacaba el experto.

Soberana 02, del Instituto Finlay de Vacunas, y Abdala, del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB) entraron a la fase III de ensayos clínicos; mientras que para el primero de estos candidatos se aprobó en el día de ayer por el Centro Estatal para el Control de Medicamentos y Dispositivos Médicos (CECMED), la ejecución de un ensayo de intervención que incluirá 150 000 voluntarios.

Pero, si hay dos candidatos vacunales que han demostrado hasta el momento efectividad y seguridad, y de los cuáles se espera probar la mayor eficacia en la fase III de ensayos clínicos, ¿por qué continuar la investigación en otros posibles inmunógenos?

“Nos estamos preparando ya para el fenómeno de las cepas mutantes y se está prediciendo qué alternativas tendrían ellas de escapar a una respuesta de vacunación en función de los diferentes candidatos y vacunas que ya han sido aprobadas”, sostuvo el doctor Pimentel.

De acuerdo con el especialista, es necesario seguir investigando, porque como mismo evoluciona el virus tiene que evolucionar la investigación. “No podemos perder la oportunidad de, en el momento que sea necesario, incorporar nuevos candidatos y antígenos”, dijo.


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 − 8 =