Rostro de niño

Compartir...

Dia universal del niñoGuantánamo.- Cuando el fardo de preocupaciones parece ensombrecer mi existencia salvas nuevamente la risa. El alboroto de tu tiempo renueva la ilusión, colapsa la nostalgia del tiempo ya pasado y atrapas sin temor, en un suspiro, el baile de los corazones que laten fuertes a tu merced.

Te reconozco con derechos, con sueños amontonados en la mochila y saberes de futuro. Con una risa a flor de piel, y esa picardía que sorprende en cada instante, capaz de borrar el desgano, la ausencia de colores y la metralla que impías mentes te hace más vulnerable.

Yo aplaudo el revoleteo del trabajo insistente por tu fortuna, ese que habla de la concordia en un mundo de paz, que nutre las esperanzas porque eres la razón fundamental de la Humanidad.

Expectante permanezco este día, tu Día Universal, niño, niña; en verdad todos los días, porque han de ser tuyo el espejismo y la sabiduría, la protección, el bienestar y la fraternidad. Ha de ser tiempo de amar y lo mereces.

Noviembre, cuando marca el 20, convida a tus pies, a tu estatura en crecimiento, a tu palabra con aires de asombro y maravilla; y alzo mi brazo, reverenciando tu vida.

Rostro de niño, imagen que rinde la insolencia, anima las almas y voluntades. Estás ahí y el mundo te debe todavía tantas veces la felicidad que es hora ya de tomar las riendas y hacerla expedita para ti. 


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diez − cinco =