Reino Unido aprobó administración de una tercera dosis de vacunas contra covid-19 como refuerzo

Compartir...

La Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios de Reino Unido (MHRA, por sus siglas en inglés) aprobó recientemente la administración de una tercera dosis de las vacunas contra covid-19 como refuerzo a las dosis aplicadas hasta ahora.

La decisión incluye las inyecciones desarrolladas por las asociaciones de la Universidad de Oxford-AstraZeneca y las farmacéuticas Pfizer-BioNTech. Y aunque la conclusión es que hacerlo es seguro y eficaz para promover la inmunización contra el coronavirus, aún no consenso respecto a que todas las personas reciban tres dosis.

Desde hace varios meses, la propagación masiva de las variantes del coronavirus SARS-CoV-2 llevaron a los científicos a considerar la administración de dosis de refuerzo de sus vacunas contra covid-19 para mantener la protección.

Finalmente, la estrategia ha sido aprobada en Reino Unido para las dos inyecciones con base en los resultados de un gran ensayo llamado COV-Boost. Durante el mismo, se compararon los resultados de administrar siete vacunas diferentes como dosis de refuerzo.

A pesar de ello, el Comité Conjunto de Vacunación e Inmunización (JCVI), encargado de asesorar a las autoridades respecto a los perfiles en los que es necesario administrar la tercera dosis, aún no ha anunciado un plan de vacunación general para cumplir con ello.

Hasta el momento, el comité solo ha recomendado la dosis de refuerzo a personas que están severamente inmunocomprometidas. La necesidad de hacerlo radica en el hecho de que estos grupos no experimentan una respuesta inmunitaria tan sólida como otros con las dos inyecciones estándar, como han demostrado los estudios. De hecho, no se les considera un refuerzo, sino un complemento.

“Este es un cambio regulatorio importante ya que brinda más opciones para el programa de vacunación”, dijo June Raine de la MHRA en un comunicado. “Ahora corresponderá a la JVCI asesorar sobre si se darán inyecciones de refuerzo” y a quiénes.

Por su parte, Sarah Gilbert, científica de la Universidad de Oxford que participó en el desarrollo de la vacuna contra covid-19 de Oxford-AstraZeneca, considera la medida innecesaria, al menos de manera masiva.

“El coronavirus se propaga entre las personas, muta, se adapta y evoluciona, como la variante Delta”, dijo Gilbert al portal Daily Telegraph. “Con estos brotes, queremos detener eso lo más rápido posible. Analizaremos cada situación; los inmunodeprimidos y los ancianos recibirán refuerzos. Pero no creo que necesitemos impulsar a todos. La inmunidad perdura bien en la mayoría de las personas”.

La recomendación parece ser idónea para ancianos y personas con sistema inmunitario decaído. En cambio, considera más necesario distribuirlas en aquellos países en los que las tasas de vacunación sigue manteniéndose bajas.

A su parecer, administrar aunque sea una primera dosis a la mayor cantidad de personas tendrá un mayor impacto sobre la pandemia que aplicar refuerzos en países en los que el proceso ya está avanzado.


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 − seis =