Proyectan en Guantánamo mayor producción de plantas medicinales

Compartir...

Guantánamo. Producir masa vegetal fresca y seca suficiente, para satisfacer la demanda del Ministerio de Salud Pública, resultó el principal pronunciamiento de los asistentes al Primer Taller de Plantas Medicinales,  auspiciado por la Asociación Cubana de Técnicos Agrícolas y Forestales, ACTAF,  y el Ministerio de la Agricultura, MINAGRI, de Guantánamo.

Desde la finca de la Unidad de Plantas Medicinales perteneciente a la Empresa Agroindustrial de Granos de Niceto Pérez en Guantánamo, salen once, de las 32 especies demandadas por Farmacias y Ópticas para elaborar medicamentos naturales y tradicionales En un área de 22.41 hectáreas de tierra se logran sembrados que garantizan salud.

A decir de Ernesto Mollet Arrastre, Técnico Agroforestal Integral, al frente de la Finca, -“las producciones pueden ser superadas, pero la demanda de la salud pública es poca, y hay especies, como la sábila, de las cuales pueden producirse volúmenes por encima de lo contratado, por lo que pudieran  comercializarse directamente a la población que sí las solicita”-.

Por su parte del MSc. Rafael Mena Ruiz, Investigador titular y estudioso del beneficio de las plantas medicinales, coincide con que – “las elevadas producciones de medicamentos químicos por parte de las transnacionales, conspiran contra la calidad de muchos fármacos, y la mayoría de la materia prima que utilizamos para producirlos en Cuba es importada, por lo que el programa cobra mayor importancia, al depender de los medicamentos naturales para la garantía de nuestra salud”-.

En Guantánamo se instrumenta un proyecto para producir más plantas medicinales bajo técnicas agroecológicas,    agricultura de conservación,  sostenible,  y con enfoque de género.

Así lo reconocieron los participantes en el Primer Taller Provincial de Plantas Medicinales, celebrado bajo el auspicio de la Filial de la Asociación de Técnicos Agrícolas y Forestales y la Delegación de la Agricultura en Guantánamo, en el que también asistieron  representantes de la Federación de Mujeres Cubanas, FMC y la Asociación Nacional de Innovadores y Racionalizadores, ANIR,   del territorio.

Es esta una acción más de capacitación a los involucrados en el proyecto, la cual llamó a extender experiencias demostrativas de la importancia de la medicina verde, ante la conspiración de las transnacionales contra la calidad de fármacos químicos, y los retos que impone el bloqueo comercial, financiero y económico impuesto por el gobierno de Estados Unidos contra el pueblo de Cuba.

El programa estatal de producción de plantas medicinales surge en 1992 por iniciativa del Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros General de Ejército Raúl Castro Ruz, y en cuarto de siglo se ha extendido por todo el país convertido en un proyecto estratégico para la defensa del país.

 


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 + siete =