Primarias argentinas, duro revés para el gobierno

Primarias argentinas, duro revés para el gobierno

Compartir...

Primarias argentinas, duro revés para el gobierno

Los resultados de las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) ponen hoy en aprietos al gobierno de Alberto Fernández ante la avanzada de la oposición, que va con holgada ventaja a las generales de noviembre.

La primera fase de las legislativas arrojó un pantallazo de lo que se avecina de aquí a los 63 días que faltan para el 14 de noviembre, donde finalmente quedará reacomodado otra vez el Congreso, con la elección de 24 nuevos senadores (de 72 en total) y 127 diputados de 257 asientos.

Sorpresa en muchos, preocupación en otros ante el avance de una oposición cuyo discurso desde que comenzó la gestión actual ha sido cada vez más agresivo.

El oficialista Frente de Todos tendrá pendiente recuperar en las calles la confianza en busca de no perder lo logrado en las urnas hace dos años atrás.

¿Voto castigo?, ¿cansancio de una gestión que tuvo que llevar un peso grande en estos tiempos? Son las preguntas que flotan desde este lado del cono sur, donde las primarias dejaron entrever el espaldarazo a Juntos por el Cambio en 17 provincias más la capital, donde gobierna desde hace 14 años.

El Frente de Todos tendrá que pelear para poder retener el quórum propio en el recambio de las plazas en el Senado, donde hoy es mayoría.

A juzgar por los resultados de las primarias, tendrá mucho que trabajar pues solo logró ganar en dos de las seis provincias que cambian curules en la cámara Alta.

La jugada de la oposición en los distritos de mayor peso como la provincia de Buenos Aires y la capital causó sorpresa.

La otrora gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, destronada en las elecciones de 2019, logró los votos necesarios para ir por un puesto ahora representando a la capital.

Por su parte, el actual vicejefe de gobierno de la capital, Diego Santilli, festejó el apoyo que recibió en la provincia de Buenos Aires. Juntos por el Cambio también venció en distritos donde era previsible como Córdoba y Jujuy y en otros como Santa Cruz y Chaco.

La mala noche del oficialismo fue muy distinta para la oposición pero no solo Juntos por el Cambio. En estas elecciones otra fuerza política emergió en la capital y preocupa a muchos.

Se trata del brazo La libertad avanza, liderada por el economista Javier Milei, quien se autoproclamada como el nuevo libertario.

‘Yo le propongo a la gente volver a la libertad’, dijo tras conocer los resultados el líder de este movimiento que señala que llegó para ‘despertar leones’, una persona que incluso admitió que trabajó para un genocida de la última dictadura militar (1976-1983).

Las primarias, devenida una gran encuesta, pasaron factura al Gobierno, que a solo tres meses de asumir su gestión tuvo que enfrentar la crisis económica heredada, una deuda sin precedentes contraída por el expresidente Mauricio Macri con el Fondo Monetario Internacional y la Covid-19.

En este tiempo ha tenido que gobernar en pandemia, lograr restructurar la deuda externa, soportar los reclamos de quienes pedían priorizar la economía y marchaban contra la cuarentena y el batacazo constante de los grandes monopolios mediáticos.

Calmado y ecuánime, el mandatario Alberto Fernández reconoció el resultado de estas primarias, que mostraron una radiografía de la actuación situación política y señaló que nada hay más importante que escuchar al pueblo.

Acompañado por la vicepresidenta Cristina Fernández, habló a la nación desde el búnker del Frente de Todos y expresó que han hecho un enorme esfuerzo en este tiempo pero evidentemente algo no hicimos bien para que la gente no nos acompañe como esperábamos.

Todos los que estamos aquí escuchamos el veredicto con respeto y atención porque sabemos que hay errores cometidos y de ellos aprendemos’, sostuvo.

Optimista en dar la vuelta en las urnas en noviembre, Fernández remarcó a sus compatriotas que en el país está en juego dos modelos, uno que incluye a todos y otro que deja a millones a un costado.

Tras ratificar que no bajará los brazos, el gobernante señaló que nada quiere más que terminar este mandato dejando un país en pie, sin pobres y con gente con trabajo.

Convencido de que no hay tiempo que perder, hoy inicia un nuevo día camino a las generales al señalar que la campaña acaba de empezar.

En noviembre vamos a dar vuelta a esta historia, avizoró.

Fuente: Prensa Latina


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 + 20 =