Por segunda vez en mi brazo, Abdala y con ella, #LaFuerzaDeUnPaís ( + Video )

Compartir...

Guantánamo.- Estoy bien. Así respondí al médico en el policlínico Omar Ranedo del área centro de Guantánamo, cuando recibí la segunda dosis del Ensayo Clínico Abdala, producto cubano desarrollado por el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología, que evalúa la validez, seguridad y inmunogenicidad del candidato vacunal CIGB-66.

La voluntaria OR – 0817

Mi estancia en la instalación de salud, fue rápida. En esta circunstancia, sólo nos tomaron la presión arterial, la frecuencia cardíaca, la respiratoria, y la temperatura. Posteriormente me inocularon el medicamento y esperé el tiempo solicitado por si se mostraba algún evento opuesto.  

Mientras esperaba conversé con varias personas que acudieron al ensayo como voluntarios. Ninguno había tenido reacciones adversas. Estaban tranquilos y, al igual que yo, orgullosos solo de saber que, con esta acción, hacíamos algo muy grande: aportábamos en la lucha de Cuba contra el SARS-CoV-2.  

La vacuna hay que probarla en todas sus etapas, no se puede romper el protocolo del estudio. De hecho, entre sus particularidades están que sigue siendo vigilado, con placebo, a doble ciegas y se administran tres dosis a los cero, 14 y 28 días.  Es la segunda vez que recibo a Abdala y lo hago porque vivo un país que, aunque bloqueado, conserva la voluntad política de proteger la salud de sus pobladores.

El 22 de abril es la tercera dosis y particularmente, tengo muchas expectativas por el éxito de este candidato vacunal. Abdala es la esperanza para seguir viviendo y construyendo un mundo mejor, es la posibilidad de demostrar la capacidad de nuestros científicos. Por eso, confío plenamente en la medicina cubana.

Tengo mi carné de vacunación de uno de los cinco candidatos vacunales desarrollados en Cuba, y, además, sé el significado del número ubicado en la parte superior derecha de la tarjeta.  Ese es el dígito que revelará si he recibido la vacuna o el placebo y, ¿saben? sea lo que sea, lo acojo con orgullo de cubana y porque en este vacunal Adbala, está #LaFuerzaDeUnPaís.


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × 1 =