Padre: héroe de nuestros cuentos infantiles (+ Video)

Compartir...

Guantánamo.- Cuenta mi madre que cuando nací, mi papá tuvo una amnesia que lo mantuvo perdido durante varias horas hasta que unos vecinos lo encontraron en el parque cercano a la casa. Estaba muy alegre por el nacimiento de su hija, pues antes que yo, dos varones se habían acurrucado en su pecho.

Hoy lo recuerdo en este tercer domingo de junio cuando celebremos el Día de los padres. No lo tengo físicamente a mi lado, sin embargo, me acompaña siempre para reciprocar el inmenso cariño y la dedicación que nos tuvo, más allá de esos pequeños detalles a los que nos tenía acostumbrados, fundamentalmente a mi que era su pequeña.

El ser papá, tiene tanta responsabilidad como el ser madre. Sino… ¿Quién renunciaría a llevar a su bebé dormido hasta su camita, a recibir su tierna mirada, a escuchar sus primeras palabritas?… Estoy segura de que nadie dejaría de vivir este momento tan noble.

No por su naturaleza de hombres fuertes, los padres carecen de la posibilidad de sufrir. Al igual que las madres, ellos también sienten, sufren, lloran por dentro, y hasta se atreven escribir los sucesos de una historia no contada.

En Cuba, la primera celebración de la fecha fue el 19 de junio de 1938, a pedido de  Dulce María Borrero, escritora y artista cubana. Ella  abogó por la generalización en la Isla de dicho homenaje porque el padre, suele ser tan suave, mimoso y dedicado como la más adorable de las madres.

Por eso mañana, tercer domingo de junio, agasajemos al héroe de nuestros cuentos infantiles,  a quien nos despierta cada día con un beso  o una sonrisa. Felicitemos a quien nos llevaba de la mano a la escuela, o nos recogía con la mayor delicadeza que los caracteriza.  A este ser tan importante en nuestras vidas, digámosle: Felicidades, papá!!


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 + cuatro =