Mundial de Boxeo: un 13 para récord y el reto de Cuba

Compartir...

Solo cuatro de las 13 divisiones recién aprobadas por la Asociación Internacional de Boxeo (Aiba) nunca se disputaron en campeonatos mundiales.

Recordemos que el nuevo formato vivirá su estreno en la cita número 21 del orbe, pactada desde el 26 de octubre en Belgrado con acciones en 48, 51, 54, 57, 60, 63.5, 67, 71, 75, 80, 86, 92 y más de 92 kilogramos.

Sin embargo, la novedad se reducirá a las cuatro últimas (80, 86, 92 y más de 92) porque las otras ya tuvieron protagonismo en períodos diferentes y todas dejaron cetros para Cuba.

Repasar las estadísticas de estas lides también permite asegurar que suman 18 las categorías incluidas en su larga historia, iniciada con la edición de La Habana 1974, cuando la armada anfitriona festejó al ritmo de cinco fajas, un subtítulo y dos medallas de bronce.

Eso quiere decir que el total ascenderá ahora a 22 como fruto de una iniciativa tan defendida como criticada, que impondrá retos organizativos para evitar que el notable incremento de competidores genere jornadas maratónicas contrarias al espectáculo.

Sobre todo después que la versión precedente, acogida en 2019 por la rusa Ekaterimburgo, apenas recibiera a exponentes de ocho divisiones, en ajuste a las escogidas para los recientes Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Dos años antes fueron 10 las convocadas en la alemana Hamburgo, pero las 13 de la justa a transcurrir en la capital serbia constituirán récord, y los juicios al respecto únicamente serán válidos tras el último campanazo.

Por lo pronto las potencias parecen llamadas a radicalizar la batalla por equipos, dadas sus mayores posibilidades de responder a exigencias que nacen en la disponibilidad de atletas con rango para mostrar solidez en la mayoría de las plazas.

Los reajustes, como es lógico, serán fundamentalmente a base de ascensos en el peso corporal que dejarán un nuevo “mapa” que condicionará los pronósticos y avivará las expectativas, porque no siempre la asimilación de más kilos funciona bien.

Cuba reunió a 26 candidatos encabezados por sus siete asistentes a la confrontación nipona, en que alzó cuatro coronas, y ha insistido en que conformará el equipo en premio a la buena forma.

Dos semanas de preparación en Uzbekistán signarán el cierre de los entrenamientos de cara a un certamen en que la aspiración será dejar lo más lejos posible el discreto medallero acuñado en el concurso anterior: 1-1-1.

El “listón” fijado bien alto en la fiesta olímpica será motivación y riesgo a la vez, pero aunque ningún torneo se parece a otro ese propio examen demostró que escalar al ring en condiciones óptimas puede aportar un aplaudido cierre de temporada. Y ojalá así sea. 

Tomado de JIT


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

once − 7 =