Matanzas liquida a Las Tunas y discutirá el título frente a Camagüey

Compartir...

Matanzas liquida a Las Tunas y discutirá el título frente a CamagüeyCon un espectacular fildeo del patrullero izquierdo, los Cocodrilos de Matanzas se colaron de a lleno en la gran final de la pelota cubana al derrotar con categoría a los actuales campeones nacionales de Las Tunas y protagonizarán a partir de este sábado un duelo inédito por la corona ante los Toros camagüeyanos.

Después de seis años de ausencia, y tras varios temporadas sin saber qué hacer con la etiqueta de favoritos, los yumurinos pasarán al último nivel de esta competición con una nueva cara y la bendición de Gerardo “Sile” Junco, último manager que pudo encaramarlos en lo más alto del podio hace ya 29 años.

“El éxito está en la sistematicidad, trabajar mucho”-dijo emocionado al concluir el partido su mentor Armando Ferrer, discípulo aventajado de “Sile” que ha debutado en esta campaña con la misión de exorcizar los demonios que han atacado al conjunto durante largas temporadas.

Casi 25 mil almas enloquecieron esta tarde de miércoles en el Victoria de Girón cuando su equipo favorito desató una ofensiva de 14 imparables para tumbarles la corona a los Leñadores con pizarra final de 11-6 en un choque donde desfilaron cinco lanzadores por el montículo de los visitantes.

No pudo el estelar Carlos Juan Viera con el tremendo empuje de sus adversarios y tuvo que abandonar el box en el segundo episodio después de soportar cinco hits e igual número de carreras limpias a sus estadísticas.

Yudier Rodriguez, Carlos Santiesteban y Wilson Paredes, fueron incapaces de controlar el fuego vivo que los reptiles prendieron en el campo de juego, opacando el excelente relevo de José Ángel Garcia, quien no permitió incogibles en las últimos tres capítulos y un tercio del choque, cuando ya sus rivales eran inalcanzables en el marcador.

La tropa de Pablo Civil también movió los maderos zarandeando al zurdo Yoanni Yera (cuatro limpias en cinco entradas) y al relevista David Mena (dos limpias en tres capítulos) pero el descosido era enorme y no les quedó más remedio que abdicar su bien ganada corona en la pasada Serie Nacional.

Yera logró su sexto triunfo de la campaña y se convirtió en el lanzador número 59 que logra arribar a la marca de 1000 ponches en nuestros campeonatos domésticos.

Por los ganadores, Ariel Martínez pegó tres sencillos en cuatro turnos al bate y Yurisbel Gracial se desbordó a la ofensiva al conectar hit y triple para remolcar a cuatro compañeros para el plato.

Danel Castro destacó por los orientales al compilar de 5-2 con par de impulsadas con un bambinazo incluido en el mismo primer episodio.


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

once + 6 =