Infecciones de COVID-19 en el mundo han aumentado durante más de un mes

Compartir...

Impulsados principalmente por picos pandémicos en Oriente Medio y Asia, durante la última semana se reportaron a nivel planetario más de cuatro millones de nuevos casos de COVID-19, informó este miércoles la Organización Mundial de la Salud (OMS), que reiteró el llamado a la racionalidad en la distribución de vacunas.

La agencia de salud de la ONU señaló que las infecciones han aumentado durante más de un mes, aunque el número mundial de muertes se redujo en 8%.

En Oriente Medio y Asia, sin embargo, los decesos aumentaron más de un tercio. En la última semana, Estados Unidos, India, Indonesia, Brasil e Irán reportaron el mayor número de casos de coronavirus. Más de 130 países han informado casos de la variante delta, que es más contagiosa y fue identificada por primera vez en India.

En América se notificaron más de 1.2 millones de nuevos casos y más de 20 000 muertes durante la última semana.

Después de casi un mes de aumento de casos, la OMS indicó que la región europea reportó una caída del 9% en los casos de COVID-19, destacando descensos en Gran Bretaña y España.

El mes pasado, Reino Unido relajó casi todas las restricciones vigentes pese a las críticas de que esto ocasionaría otra ola mortal de infecciones. Casi el 60% de la población británica está completamente inmunizada contra la enfermedad.

En un contexto en que se reportan más casos y se mantiene la desigualdad en la distribución de vacunas, el organismo mundial pidió una moratoria mundial a una tercera dosis de las vacunas contra la covid, tras la decisión de Israel y Alemania de ofrecer una dosis de refuerzo a su población de personas mayores, mientras que Reino Unido planea hacer lo mismo a partir de septiembre y otros países ricos han abierto las puertas a esa posibilidad.

“Entendemos la preocupación de los Gobiernos de proteger a sus poblaciones de la variante delta, pero no podemos aceptar que los países que ya han utilizado la mayoría de los suministros de vacunas utilicen todavía más, mientras que las poblaciones más vulnerables del mundo siguen sin protección alguna”, dijo el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

De 4 000 millones de dosis administradas a nivel global, más del 80% han sido aplicadas en países de ingresos altos y medios, que representan en conjunto menos de la mitad de la población mundial, apuntó Tedros para ilustrar la desigualdad en el acceso a las vacunas, uno de los factores vitales para detener la pandemia.


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis + 17 =