Espítu creador y entusiasmo en la obra que erigimos

Compartir...

Guantánamo.  Si bien los científicos aseguran que biológicamente tenemos diferencias, socialmente, en particular en Guantánamo,  deberíamos usar con frecuencia una balanza para comprobar cuál de los dos sexos lleva el mayor peso en el acontecer cotidiano.  Ellas son tan capaces y en ocasiones más,  que muchos hombres.

Desde la lucha insurreccional hasta nuestros días, no hay una sola hazaña de la patria en la que no estén incluidas y cada vez corroboro más su integralidad: madres, amas de casa, combatientes, obreras, técnicas, profesionales, internacionalistas, dirigentes, miembros de las organizaciones sociales y políticas…

¿En qué frente de lucha no está ungida la miel del cariño de la mujer culta y virtuosa para hacer la obra más completa? En la revitalización de las industrias, por ejemplo,  y otros frentes,  han hecho puesto en alto el nombre de la Federación de Mujeres Cubanas, FMC.

Las féminas representan en las fábricas guantanameras  cerca del 50 por ciento de la fuerza laboral  del territorio;  en algunas  esferas la cifra es superior, están capacitadas para realizar similar faena que  los hombres y por ello en algunos casos perciben un salario promedio igual o mayor al de  sus compañeros.  Similares datos  reportan en responsabilidades como profesionales dirigentes en diferentes instancias de la sociedad.

Cuando es tema recurrente entre los cubanos el proceso de consulta popular,  acerca del Proyecto de la nueva Constitución de la República de Cuba, me atrevo a asegurar que ellas llevan la voz cantante, por los planteamientos que emiten en las asambleas.

Pienso en las jornadas de trabajo que les asisten como trabajadoras, como madres de familias, directivas, y federadas, como llaman en Cuba a las que integran voluntariamente la FMC, creada por la “Heroína de la Patria”, Vilma Espín, el 23 de Agosto de 1960, apoyada el Comandante en Jefe Fidel Castro.

A Vilma le cabe el mérito de haber contribuido con su lucha desde muy joven, junto al Fidel y al General de Ejército Raúl Castro Ruz, a la emancipación de la mujer, no solo en Cuba, sino en otras partes del mundo.

A ella y al artífice de la Revolución dedican las federadas el Aniversario 58 de la organización  que integran  desde que arriban a  los 14 años de edad, y cuyo quehacer se materializa en la labor educativa- preventiva en bloques y delegaciones en los barrios,  tareas comunitarias de higienización,  su actitud en centros escolares, laborales y la defensa de la patria, entre otras acciones que dignifican a las mujeres.

En el acto en el que fue creada la FMC, el líder histórico de la Revolución cubana refirió: “… a organizar y a poner en actividad el espíritu creador, el entusiasmo de la mujer cubana, para que…, en esta etapa revolucionaria haga desaparecer hasta el último vestigio de discriminación; y tenga,… por sus virtudes y por sus méritos, el lugar que le corresponde en la historia de la patria.”

El Comandante en Jefe Fidel esclareció en la clausura del III Congreso de la FMC, el 8 de marzo de 1980: “Yo estoy absolutamente convencido de que la sociedad ganará más en la medida en que sea capaz de desarrollar y aprovechar las cualidades, las capacidades morales, humanas e intelectuales de la mujer… Y precisamente lo que diferencia una sociedad justa, una sociedad socialista de la capitalista, es esto… la mujer necesita participar de la lucha contra la explotación, contra el imperialismo, el colonialismo, el neocolonialismo, el racismo; en dos palabras: la lucha por la liberación nacional. Pero cuando al fin se alcanza el objetivo de la liberación nacional, las mujeres deben seguir luchando por su propia liberación dentro de la sociedad humana.”

El sistema social que construimos se basa en la igualdad de oportunidades para ambos sexos, por eso aclaraba Fidel: “…las sociedades explotadoras, las sociedades de clases, explotaron a la mujer, la discriminaron y la hicieron víctima del sistema. La sociedad socialista tiene que erradicar toda forma de discriminación de la mujer y toda forma de injusticia y toda forma de discriminación de cualquier tipo.”

A 58 años de fundada la FMC continúa conduciendo el  destino de las cubanas, promoviendo las más variadas políticas y programas destinados a lograr el pleno ejercicio de la igualdad y emancipación de la mujer, en todos los ámbitos y niveles de la sociedad.

Rumbo a su X Congreso de marzo próximo, bajo el lema “Unidad, fidelidad y compromiso” las más de 193 mil federadas guantanameras reafirmarán su convicción patriótica, solidaria y antiimperialista, su compromiso con el Partido Comunista y con la Revolución, para con su espíritu creador y entusiasmo continuar realzando la obra que erigimos.

 


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 + once =