En breve total de instalaciones turísticas en Guantánamo con aval sanitario

Compartir...

Por: Yaimara Villaverde Marcé

Guantánamo.- Enfrascado en su habitual calendario de temporada alta de viajeros y ajustándose a las exigencias de la nueva normalidad, impuesta por la COVID-19 en el mundo, hoy las instalaciones del sector turístico en Guantánamo, estatal y privado, se somete a proceso de certificación sanitaria, como garantía de un destino y servicio seguro.

Nota informativa sobre nuevas disposiciones de Control Sanitario Internacional

En este sentido se extreman las medidas, conscientes los trabajadores del ramo de que se vive un escenario global atípico y complejo, y que el ámbito turístico es uno de los más predispuestos a la entrada de la enfermedad al país, aún cuando todos los arribantes internacionales son evaluados a su llegada para identificar posibles contagiados y evitar la propagación.

Sobre los detalles comentó hoy a la Agencia Cubana de Noticias Misael Tamayo Vera, especialista comercial de la Delegación Territorial del Ministerio de Turismo (MINTUR), quien comentó que para fin de año el destino Guantánamo-Baracoa espera un pico de viajeros y se vuelcan los esfuerzo a ofrecer un servicio de excelencia, con alta garantía y satisfacción del cliente.

A la fecha todo el personal del sector ha sido capacitado en temas de bioseguridad -dijo-, y toda la red estatal de la hotelería local operante ha sido certificada como sanitariamente apta, por los ministerios de Salud Pública y el Turismo, al igual que 197 casas de renta, restando sólo un centenar de éstas y algunas oficinas comerciales, que estarán listas antes del cierre del año.

Siguiendo los estrictos controles, el grupo ya avalado del sector no estatal en la provincia presta hoy servicios de alojamiento al turismo libre, una modalidad que se impondrá hasta que se aviven los paquetes y circuitos de viajes, el primero de los cuales entrará este fin de semana, procedente de Alemania y rumbo al bello Hotel Porto Santo, de la ciudad de Baracoa.

Actualmente los trabajadores de la industria sin humo en Guantánamo se enfocan en seguir elevando el confort de sus dependencias, la calidad de las prestaciones,y en fortalecer la temporada lo mismo para el mercado internacional como el interno, diversificando las ofertas y novedades recreativas para ambos segmentos, subrayó Tamayo Vera.

En la infraestructura turística de la provincia cubana más oriental predominan las sucursales hoteleras Islazul y Gaviota, las cuales administran más de 450 habitaciones distribuidas en 13 hoteles, y a estas se suman las instalaciones extrahoteleras, cuatro bases de campismo popular y los servicios de hospedaje en 306 casas de renta del sector privado.

Entre lo más atractivo para el visitante figuran usualmente las ofertas pertenecientes al ecoturismo, con 34 opciones de viajes a parajes naturales, incluidas caminatas por una veintena de senderos y rutas del Parque Nacional Alejandro de Humboldt, los paseos fluviales por el río Yumurí, y safaris a campo traviesa en carros descapotables, idóneos para la observación y fotografía.

Junto a Pinar del Río, el destino Guantánamo-Baracoa ocupa primeros lugares como atracción para el turismo de naturaleza en Cuba, una de las modalidades recreativas de mayor demanda en los últimos tiempos, y que registra aquí al mercado europeo como el más fuerte, en especial al alemán, y luego el italiano, francés y el Español, que gustan de sitios puros, poco antropizados.

No obstante gana paso a paso en acogida el turismo de ciudad, con excursiones que con respaldo del sector cultural promueven los encantos del centro histórico de la Villa del Guaso, que si bien es ahora lugar de tránsito para el interesado en llegar a Baracoa, se camina ya en varios contratos con agencias de viajes receptivas y turoperadores, para comercializarlo como destino de ciudad.


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *