Cultura en Guantánamo cierra un año de nuevos retos y experiencias y va por más

Cultura en Guantánamo cierra un año de nuevos retos y experiencias y va por más

Compartir...

Cultura en Guantánamo cierra un año de nuevos retos y experiencias y va por más

Guantánamo.- Seguir potenciado a la cultura como baluarte del desarrollo social, con un arte a la altura de estos tiempos, en defensa de la identidad nacional y el legado humanista de Fidel, perfeccionando propuestas y desterrando lo vano, marcan las directrices culturales de Guantánamo para 2022.

Yoelvys Labañino, director provincial de Cultura, subrayó que se despidió un año complejo, colmado de retos, pero también de enseñanzas y lanzamiento a la plataforma virtual -ganándose en visibilidad-, y entre los objetivos ahora está seguir perfeccionando la programación y los procesos creativos, para continuar haciendo del arte un instrumento al servicio del mejoramiento humano.

Se apuesta -dijo- por un período superior sin descuidar la bioseguridad, para contribuir al control epidemiológico, y entre las prioridades se continuará impulsando la calidad de la enseñanza artística, el quehacer comunitario, la preservación del patrimonio, el mantenimiento constructivo a recintos de interés, y el trabajo en las redes como válido escenario abierto a las artes y la creación.

La apertura de nuevos espacios y la calidad de una cartelera que responda a estudios de consumo cultural, vuelven a estar también entre los propósitos de este período, para el cual se han diseñado ofertas dirigidas a los distintos grupos etarios, y orientadas al divertimento sano, culto y útil, adelantó el directivo.

Atendiendo al contexto pandémico vivido y en función de evitar rebrotes para facilitar el tránsito a la recuperación -explicó- aún se prescindirá de eventos de alta concentración en plazas, pero a cambio sugerentes propuestas se potenciarán en la red de recintos culturales, que funcionan hoy a un 75 por ciento de capacidad.

Avivar el trabajo comunitario desde la treintena de proyectos del sistema de Casas de Cultura, y la diversificación de ofertas en zonas rurales y montañosas de la provincia, se mantienen entre las tareas de primer orden, en las que será decisiva la labor del movimiento de aficionados y de los instructores de la Brigada José Martí, responsables de acercar el arte a las barriadas.

Yusimí Ramírez, subdirectora del sector, comentó que pese a la atípica y compleja circunstancia de pandemia, con sus exigencias restrictivas, 2021 fue un año intenso, donde la cultura formó igualmente parte de la batalla por la vida, con voluntarios e instituciones puestas al servicio del enfrentamiento a la COVID-19, y también del fomento a la espiritualidad.

Una vez restablecida la cartelera -recordó- se abrieron nuevas propuestas, se retomaron espacios fijos emblemáticos como el danzario Bajo la Ceiba, en el Parque Martí, y tres momentos en el último trimestre fueron de gran alcance: la Jornada de la Cultura, el Festival Chocolate con Café y la Fiesta a la Guantanamera, en un período dedicado al rescate del valioso Patrimonio Inmaterial.

La funcionaria señaló además como ejemplos del buen camino transitado el reconocimiento a consagrados artistas del patio, el destaque de la enseñanza artística en la continuidad del curso escolar, y el desarrollo de todas las asambleas del gremio, donde se midieron los impactos, desafíos y metas para el 2022.

Este -dijo- será un año de más experiencia y madurez en el desarrollo de la cultura, por todo lo aprendido en casi un bienio de pandemia, incluida una mayor inserción en el ciberespacio, que permitió que la cultura local fuera visible tanto en Guantánamo como en el país, y el mundo.


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *