Cita guantanamera de jóvenes coreógrafos adquirirá online carácter internacional

Compartir...

Guantánamo.- Compañías danzarias nacionales y extranjeras, noveles coreógrafos, bailarines, directores escénicos y teóricos de este arte confluirán, del 27 al 31 de mayo, desde varios puntos del orbe y a un solo clic de distancia, en el VII Encuentro de Jóvenes Coreógrafos, evento instituido en Guantánamo que tendrá lugar esta vez en los escenarios virtuales.

Esta suerte de laboratorio anual para la danza joven la auspician la filial local de la Asociación Hermanos Saíz, el Consejo de las Artes Escénicas y la compañía Danza Libre, a cuya convocatoria respondieron más de 30 proyectos de grupos y figuras de México, Colombia, Estados Unidos y Cuba, incluidos los de la provincia anfitriona, una de las plazas más prolíficas de la danza en la Isla.

De las agrupaciones nacionales que confirmaron ya su asistencia online figuran, entre las asiduas al evento, el prestigioso Folclórico Nacional, Danza Teatro Retazos y Malpaso, de La Habana; Espiral, de Matanzas, y las guantanameras Danza Fragmentada, Ballet Babul, Médula y la emblemática Danza Libre, que para la ocasión estrenarán varias propuestas.

En formato audiovisual llegaron, vía digital, las obras que participarán: tanto coreográficas de los estilos contemporáneo y folclórico como piezas de video-danza, cápsulas promocionales, tráileres y otros materiales con tendencia a incrementarse, dada la acogida de la convocatoria en el ciberespacio, que en tiempos de pandemia deviene eficiente plataforma para la expresión artística.

Anualmente acreditados colectivos y especialistas de la manifestación han acudido a esta cita en Guantánamo, instituida para favorecer la experimentación creativa, la superación de noveles cultores de la danza en Cuba, y estimular la confrontación entre los múltiples discursos de este arte, desde los montajes tradicionales a las prácticas más experimentales y novedosas.

Esta vez sus escenarios serán virtuales, algo que modificará la interactividad habitual del público con el intérprete, pero se aprovecharán nuevas dinámicas y plataformas para la creación y su visibilización, y se redimensionará el evento en número de artistas y espectadores del mundo, gracias a la magia de Internet.

Junto a la exhibición de lo más reciente de los elencos invitados, el programa mantendrá su apartado académico, ahora con disertaciones de los teóricos cubanos Marilyn Garbey, Mercedes Borges Bartutis, Noel Bonilla-Chongo y América Medina, los maestros Ernesto Llewellyn, Ladislao Navarro y Yaneisi Chibás, y el coreógrafo colombiano Wilfran Barrios.

Según el comité organizador, esta edición propone como eje temático “La coreografía y su expresión en tiempos de pandemia”, y en coherencia se ofrecerá una mirada particular al registro y promoción audiovisual del hecho danzario, y al video-danza como atractivo producto donde convergen dos lenguajes artísticos o formas de concebir, producir y apreciar el arte.

Yoana Aranda, presidenta de la filial guantanamera de la Asociación Hermanos Saíz (AHS), una de las instituciones auspiciadoras del Encuentro de Jóvenes Coreógrafos, destacó a la Agencia Cubana de Noticias la diversidad y calidad de las obras recepcionadas para este séptimo capítulo, todas nacidas en el último año, desde la perspectiva del confinamiento.

La nueva edición del suceso artístico estará dedicada a los 35 años de la AHS, al medio siglo de Súlkary, un clásico de la danza moderna cubana, y a la memoria de Alfredo Velázquez, figura imprescindible del magisterio danzario local, autor de joyas coreográficas de este arte y maestro de varias generaciones de bailarines en quienes imprimió un sello de rigor y excelencia.


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

siete + 4 =