Brigadas médicas locales y del Contingente Henry Reeve aunados contra la pandemia en Guantánamo

Compartir...

Guantánamo.- Para reforzar el combate a la COVID-19 en la ciudad de Guantánamo, una de las de mayor complejidad epidemiológica del país, llegan a esta urbe brigadas de médicos y enfermeras del resto de los municipios de la provincia, y en breve arribará una del contingente internacionalista cubano Henry Reeve, que estuvo cumpliendo reciente misión en Panamá.

Del refuerzo local, llegado desde Maisí, Yateras, Imías y otros territorios en mejor situación, buena parte vigorizará la atención primaria de Salud, primer eslabón y frente de batalla para la detección y tratamiento de enfermos en la comunidad, en tanto el prestigioso contingente cubano desde varias áreas contribuirá igual a avanzar en el manejo y control de la epidemia. 

Mientras ya trabajan en la Villa del Guaso, codo a codo junto al personal sanitario guantanamero, una avanzada de más de una veintena de brigadistas Henry Reeve -especializados en situaciones de desastres y graves epidemias-, que arribó la pasada semana a la localidad para reforzar vitales servicios como la Terapia Intensiva en el Hospital General Agostinho Neto. 

Naturales de varias regiones del país, estos médicos y enfermeras poseen probada experiencia frente a la pandemia, ya en este contexto han cumplido misiones en México, Panamá e Italia, y ahora brindan sus conocimientos al pueblo guantanamero, subrayó en la bienvenida Rafael Pérez Fernández, miembro del Comité Central del Partido y su primer secretario en la provincia. 

“Pueden sentirse como en casa, acá todos somos familia y juntos obtendremos la victoria”, dijo el máximo dirigente político del territorio a uno de los grupos recién llegados para aliviar la tensión en el Hospital General, el más grande de la provincia, hoy con el total de sus camas ocupadas, un número importante de ellas con pacientes de riesgo positivos y sospechosos de COVID-19. 

El doctor y especialista José Alberto Hidalgo, de la provincia Las Tunas, es parte del ejército solidario que refuerza ya aquí el combate a la pandemia, en el más peligroso de los frentes: la terapia intensiva, y aunque muy joven ya cuenta con experiencia en estas lides, tras prestar en marzo colaboración en La Habana.

También han llegado por estos días a la más oriental provincia cubana médicos de la capital, de Granma y Santiago de Cuba, quienes afirman darán su mayor esfuerzo en las responsabilidades asignadas, y es el caso entre tantos de Abel Tobías Suárez, especialista de Medicina Interna de la Ciudad Héroe, y miembro de la brigada Henry Reeve recibida la pasada semana. 

Hasta mediados de este mes Suárez fungió como jefe de misión en México y, “sin quitarse el polvo del camino” siguió a Guantánamo, junto a intensivistas, neumólogos, anestesistas, para trabajar en la zona roja en momento crítico de esta ciudad, la de mayor tasa de incidencia de COVID-19 en la provincia: más de mil 980 casos por cada 100 mil habitantes en los últimos 15 días. 

Del agradecimiento a estas brigadas se hacen eco las redes hoy, incluido por citar alguno el perfil de Facebook del semanario Venceremos, donde con centenares de likes y lindos comentarios se lee bajo las etiquetas #CubaSalva#JóvenesPorLaVida y #PensarComoPaís: Bienvenidos hermanos, que grande esta juventud que se crece en tiempos de crisis sanitaria!! Igual en función de extremar y perfeccionar la atención médica y el manejo de la situación epidemiológica, arribaron recientemente al Hospital General Docente del territorio varios equipamientos para la terapia intensiva que permitirán ampliar a 54 las camas disponibles para graves y críticos. 

El Grupo Temporal para prevención y control de la COVID-19 en Guantánamo informó del recibimiento de cargamento de medicinas e insumos, incluidos antivirales, antibióticos, reactivos para el laboratorio de Biología Molecular, y en terapia intensiva aumentan a 36 los ventiladores para caso de emergencia.

 Desde el inicio de la pandemia se acumulan en la provincia más de 14 mil 800 casos confirmados, unos tres mil 363 permanecen activos, los sospechosos superan los dos mil, el acumulado de decesos con PCR positivo es de 54, y la morbilidad continúa creciendo, sobre todo por la circulación de la variante DELTA en la urbe cabecera y los municipios Niceto Pérez y El Salvador.


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 − 5 =