Bolsonaro cree que Brasil puede ser uno de los países con menos muertes por la pandemia

Compartir...

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, cuestionó la eficacia de las vacunas contra la COVID-19 y consideró que el gigante latinoamericano podría tener el “menor número de muertes por millón de habitantes” en el mundo.

En el marco de un evento evangélico en la ciudad de Anápolis, próxima a Brasilia, Bolsonaro cargó contra los gobernadores y alcaldes a quienes acusó de “inflar” las cifras para conseguir más recursos financieros del gobierno federal.

El mandatario se respaldó en un supuesto documento del Tribunal de Cuentas de la Unión (TCU). El tema no es nuevo. Esta misma semana, Bolsonaro ya dijo que, según un informe del TCU, el número de muertes por la pandemia era en realidad un 50 % menor. Sin embargo, el organismo publicó un desmentido sobre estas declaraciones.

“Si eliminamos los posibles fraudes, en 2020 nuestro país habrá sido el que tuvo el menor número de muertes por millón de habitantes a causa del COVID-19. Y aquí viene lo importante: ¿Qué milagro es este? Tratamiento preventivo”, comentó.

Bolsonaro es un fiel defensor de la cloroquina, a pesar de que el fármaco no cuenta con eficacia científica comprobada para combatir el virus. En su discurso volvió a defenderla y criticó los inmunizantes contra el virus.

“[Los medicamentos que califican como tratamiento preventivo] no tienen comprobación científica. Y yo me pregunto: ¿La vacuna ha sido comprobada científicamente o está en estado de experimentación todavía? Está en estado de experimentación”, afirmó.

Periódicos como Folha de Sao Paulo critican que Bolsonaro desinforme de tal forma a la población y recuerdan que en Brasil los inmunizantes recibieron el aval de la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) tras superar las pruebas de seguridad, calidad y eficacia.

Desde hace semanas, Bolsonaro es investigado por una comisión del Senado sobre posibles omisiones en la gestión de la pandemia, que ya se ha cobrado la vida de casi 475 000 personas y ha causado más de 17,1 millones de contagios. Algunas de las comparecencias ya han dejado entrever que hubo fallos en la compra de vacunas.

Bolsonaro es uno de los presidentes que más críticas ha recibido por su gestión de la pandemia. Con una población de 212 millones de personas, menos del 11 % de los brasileños han sido inmunizados con las dos dosis.

El gigante latinoamericano está instalado en una meseta de cerca de 2000 muertes diarias. Las tímidas medidas de cuarentena se relajaron al mínimo hace semanas, con lo que los casos tienen tendencia a subir de nuevo y los expertos ya avecinan una tercera ola.


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − 9 =