Aquí está la Revolución invicta y victoriosa, aseveró Presidente de Cuba

Compartir...

En vísperas de otro aniversario de la Revolución invicta y victoriosa, ante todo quiero exclamar: !Felicidades!, aseveró el Presidente Miguel Díaz Canel Bermúdez, al clausurar la Asamblea Nacional de Poder Popular.

Destacó que atravesamos un año cargado de retos, tensiones y agresiones, pero juntos los enfrentamos y juntos vamos ganando, como lo hicimos en aquellos años iniciales de la Revolución, cuando el asedio se acompañó de sabotajes, incendios y el aislamiento de Cuba en el hemisferio.

Por el pueblo, junto al pueblo y para el pueblo todo es posible, afirmó Díaz Canel, y patentizó que curtidos en la resistencia de todos esos años y apoyados en la fortaleza de la Revolución, hemos transitado este 2019 derribando obstáculos que parecían insalvables.

Denunció que el bloqueo es el peor y más abarcador de todos los obstáculos, con una escalada brutal el último año de más de una medida por semana.

Unidad y respuesta consciente del pueblo

No hay un área libre de la cacería, del cerco y la persecución de Washington, expresó el Presidente Miguel Díaz-Canel en su discurso de clausura de la Asamblea Nacional.

Subrayó que las medidas de Estados Unidos van dirigidas a sabotear el comercio exterior de Cuba, obstaculizar nuestras transacciones financieras, e interrumpir los suministros a la industria nacional.

Díaz-Canel denunció la campaña imperial -intensa e injuriosa- contra la colaboración médica cubana, y remarcó que es inmoral e inaceptable que se cuestione la dignidad, profesionalidad y altruismo de nuestros médicos.

Alertó que el objetivo declarado es impedir el suministro de combustible al país, y su impacto no ha sido más severo gracias a la unidad y respuesta  solidaria y consciente del pueblo, la fortaleza del sistema económico-social, y la experiencia en el enfrentamiento a la agresión imperialista.

Seguimos firmes, de pie, pero atentos

Este año, las restricciones adicionales a la disponibilidad de combustible afectaron sensiblemente el transporte público, que obligaron a paralizar o disminuir el ritmo de producciones de varios sectores, afirmó el Presidente Miguel Díaz-Canel.

Ejemplificó como la interrupción de arribos de cruceros, vuelos a provincias, el cierre de oficinas consulares, y la limitación de licencias de viajes golpean al sector no estatal de la economía.

El pueblo lo sabe porque lo sufre, recalcó Díaz-Canel ante el parlamento, y reconoció que lo ha afrontado con mayor sabiduría y creatividad.

La unidad, la lucha, y la emancipación son claves de nuestra historia, sentenció el mandatario cubano, y agregó que estamos aquí de pie, dignos, firmes, y tranquilos, pero atentos y conscientes de quien llega tan lejos en su villanía no tendrá escrúpulos de acudir a planes más perversos.

Imperio que aísla, aislado termina

Con el mayor de los orgullos las actuales generaciones de dirigentes decimos de Fidel, de Raúl, y de todos sus compañeros: Somos Continuidad, declaración que enfurece a los adversarios porque confirma que ninguno de sus planes resultó, sentenció Díaz-Canel.

Sostuvo en el Parlamento que el bloqueo, esa política desacreditada e inmoral, hace más lento el avance y resta eficacia a nuestros esfuerzos, pero no vamos a rendirnos, recalcó.

Diaz-Canel agregó que la administración estadounidense ha extremado su conducta agresiva en casi todas las regiones del mundo, y recordó que en el hemisferio se reafirmó la vigencia de la doctrina Monroe, pero no todo el mundo se postra frente a sus presiones.

Explicó a los parlamentarios que la agresividad del imperialismo se complementa  con un grosero programa de injerencia en los asuntos de Cuba, destinándose 120 millones de dólares a esa actividad.

No renunciaremos a nuestra sagrada independencia

En el discurso de clausura del IV período Ordinario de Sesiones de la IX Legislatura del parlamento, Diaz-Canel resaltó que fiel a la trayectoria histórica de la Revolución, Cuba ha permanecido firme y serena frente a la abierta hostilidad norteamericana.

Hemos rehusado morder el anzuelo de las provocaciones, y seguimos comprometidos con la preservación de los lazos bilaterales, argumentó el mandatario.

Sin embargo, enfatizó que Cuba adoptará todas las medidas necesarias para frenar los propósitos intervencionistas de los Estados Unidos, proteger el bienestar de la nación y defender, a cualquier precio, la soberanía del país.

Díaz-Canel insistió en que no nos dejaremos provocar ni renunciaremos a nuestra sagrada independencia, y ante las amenazas del enemigo, manifestó, actuaremos como nos ha convocado Raúl, y que cada persona haga suya la frase: Yo Soy Fidel.

Solidaridad con los hermanos

Díaz-Canel expresó la solidaridad de Cuba con Evo Morales y el pueblo boliviano, al igual que hizo con Dominica y Surinam, aunque tuvo palabras de simpatía con los actuales gobiernos de México y Argentina, así como con el brasileño Lula Da Silva, para quien demandó la plena inocencia.

Ratificamos que mantendremos la solidaridad y cooperación con el gobierno y pueblos venezolanos y sandinista, subrayó el mandatario cubano, quien más adelante recordó la voluntad de América Latina y el Caribe de ser para siempre una zona de paz.

Díaz-Canel se refirió a las relaciones de nuestro país con Asia, África y Medio Oriente, que se han fortalecido en particular con Rusia, China y Vietnam, y destacó la participación cubana en la Cumbre de los No Alineados en Bakú.

Al intervenir en la Asamblea Nacional, el presidente subrayó la importancia de tener un papel internacional vigoroso para enfrentar los desafíos actuales.

Sin recetas neoliberales

En un contexto plagado de riesgos y amenazas, el discreto comportamiento de la economía cubana no es una excepción, afirmó ante el parlamento el presidente Díaz-Canel, quien recordó que la Comisión Económica para América Latina, CEPAL, confirmó la desaceleración de la región.

El mandatario cubano señaló que en los índices de CEPAL están los resultados económicos de Cuba este año, con un crecimiento del 0, 5 por ciento, y los vaticinios para el próximo de un aumento del 1 por ciento.

La excepcionalidad es que no hemos acudido a las cómodas recetas neoliberales que solo sirven para agigantar la brecha entre los pocos que se enriquecen y la mayoría que se empobrece, subrayó en la sesión parlamentaria a la que asistió Raúl.

Díaz-Canel citó premonitorias palabras de Fidel en la Cumbre Iberoamericana de 1993, cuando avisó que el neoliberalismo no tiene futuro.

El fin del capitalismo

Díaz-Canel señaló que cuando Fidel lanzó críticas adelantadas al neoliberalismo, muchos se empeñaban en convencernos de que capitalismo es el fin de la historia, y hoy podemos decir que es el fin de la historia del capitalismo.

Todo lo que vemos es la repetición de fórmulas fallidas, subrayó antes de afirmar que no queremos eso para nuestro pueblo, para el que deseamos prosperidad, pero nunca al costo de dejar fuera a las mayorías.

En ese sentido, subrayó que no nos interesa una sociedad con cientos de personas viviendo en los parques o un enjambre de niños lanzándose sobre los vehículos para limpiar vidrios.

Al intervenir en la sesión parlamentaria a la que asistió Raúl, Díaz-Canel abogó por instalar en la cotidianidad la decencia, la belleza, el buen gusto y la cultura del detalle, y llamó a que el trabajo honrado y la eficiencia le ganen la guerra al acomodamiento.

Hay mucho de qué enorgullecerse y aprender

El Presidente Cubano destacó que hay mucho de que enorgullecerse y aprender, al referirse a los desafíos a enfrentar entre todos y para el bien de todos, como el ordenamiento monetario, en fase avanzada.

Díaz-Canel especificó que no se trata de un canje de moneda, sino un proceso complejo, encaminado a invertir la pirámide que estimule la producción y la productividad, así como incentivar el trabajo con inteligencia y creatividad.

En relación con avances del 2019, el Presidente Cubano recordó los logros durante el primer año de implementación del Programa de la Vivienda, que permitió edificar más de 43 mil 700 inmuebles, 10 mil por encima de lo previsto.

Miguel Díaz-Canel se refirió, asimismo, a inversiones en el sector del transporte ferroviario y urbano, que a pesar del bloqueo, se pudieron incrementar ofertas y mejorar los servicios a la población.

Los malos tiempos nos educan en mejores prácticas

Al referirse al período coyuntural, cuando todos los sectores se vieron afectados por la escasez de combustible, el Presidente Cubano reconoció la práctica de que los  carros estatales recojan pasajeros.

Sobre ese asunto Díaz-Canel enfatizó que se trata de una de las medidas a mantener, y se exigirá su cumplimiento por mandato del pueblo, mientras que todas aquellas que contribuyan al ahorro serán práctica cotidiana.

En la clausura del más reciente período de sesiones de la Asamblea Nacional, Díaz-Canel insistió que la batalla ideológica, junto a la económica, son prioridades para enfrentar los desafíos de país bloqueado y agredido por el Imperio.

Destacó que la defensa de las más profundas convicciones está en la conciencia revolucionaria del pueblo, que necesita mantenerse informado, lo que le permite asimilar de forma positiva cada una de las orientaciones para enfrentar cada tarea.

Seguimos vivos y empeñados en seguir ganando

Al concluir el IV Período Ordinario de Sesiones de la IX Legislatura, el presidente Miguel Díaz-Canel expresó que la Revolución triunfa cada vez que le arrebatamos al imperio una victoria para nuestra causa, y en 2019 lo hicimos muchas veces.

Convocó a que nuestras plazas se llenen de música y alegrías este fin de año porque hay muchas razones para ello, señaló, nos tiraron a matar y estamos vivos, vivos celebrando y empeñados en seguir ganando.

Díaz-Canel se refirió al programa de gobierno para enfrentar la discriminación racial, que contará con el trabajo de todos, porque somos una nación mestiza, un pueblo sensible que cree en la vida.

Aquí estamos casi todos los responsables de hacer y aprobar las leyes y hacerlas cumplir, es deber convertirlas en letra viva, aseguró en sesión plenaria, que contó con la presencia del Primer Secretario del Partido Raúl Castro Ruz.

 

Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 1 =