Vuelos prohibidos se estrena en Cuba

Compartir...

Cuba: estreno de Vuelos ProhibidosGuantánamo (Redacción Solvisión).- Las principales salas de cine del país estrenan hoy la película cubana Vuelos prohibidos, interpretada por actores locales y franceses.

 

El filme rodado en La Habana y en París por el director Rigoberto López cuenta en el elenco secundario por la parte cubana con Daysi Granados, Mario Balmaseda y Manuel Porto, quienes a criterio del cineasta anulan la posibilidad de papeles pequeños.

Para el protagónico masculino López apostó por un artista sin experiencia en el campo de la actuación, el popular cantante cubano Paulo FG, pero cree que la relación profesional con la actriz francesa de origen marroquí Sanaa Aloui funcionó durante el rodaje.

En declaraciones a Prensa Latina, Aloui reconoció una energía maravillosa en Cuba que redondea la satisfacción de haberse involucrado como protagonista de esta película del presidente de la Muestra Itinerante del Caribe.

La actriz debió olvidar a su familia árabe y concentrarse en la vida de Cuba y París para meterse en la piel de Monique, una francesa deseosa de conocer a su padre cubano.

Además, el personaje le planteó el reto de hablar la mayor parte del tiempo en español, un idioma que aprendió en solo dos meses pero López le inspiraba la confianza suficiente y la cautivó con buen gusto y seguridad.

La buena energía durante el rodaje fue determinante, los cubanos fueron muy cálidos y luego al viajar a Cuba descubrí un país pobre pero al mismo tiempo con una energía maravillosa, aseguró Aloui.

Cuando el director le habló del filme, le expuso la intención de hacer un homenaje a un clásico del cine, la película franco-japonesa Hiroshima mon amour, dirigida en 1959 por Alain Resnais.

Esto enseguida la cautivó y ayudó a entender el propósito del guión de López y Julio Carranza, quien reveló una cita directa a la cinta europea cuando el personaje de FG le dice a Monique: ¿qué sabes tú de La Habana si no has visto nada, nada?

Aloui contó que investigó la historia de sus padres en la película y su propia hermana en la vida real se asustó un día al no reconocerla.

Tanto cambió para convertirse en Monique y cree que este desempeño mejoró mucho su trabajo como actriz.

Por su parte, el director cubano conquistó el premio Coral del Festival del Nuevo Cine Latinoamericano de 1996 en la categoría de documental y su largometraje de ficción Roble de olor recibió el Premio a la Mejor película en el Festival Pan-Africano de Cannes, en 2006; entre otros lauros.


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × dos =