Víctimas de la flecha de Cupido…

Compartir...

Guantánamo.- Cada 14 de febrero de cada año, el travieso de Cupido, hace de las suyas y no repara en edades. Lo mismo atraviesa con su flecha a los adolescentes, los jóvenes, adultos o hasta a aquellos que pensaban, que solo les deparaba la tercera edad para cuidar a los nietos y hacer las colas de la bodega. Pero hay más, este diablillo es capaz de atrapar con su encanto hasta la inocencia infantil.

Muchas son las teorías que tratan de explicar el origen de los festejos por el Día de San Valentín. En países nórdicos, por ejemplo, ocurre el período de emparejamiento y apareamiento de las aves, de ahí que sea visto como símbolo de amor y de creación. Otros, ubican su origen en la Roma del siglo III, época donde el cristianismo fue perseguido y se prohibió el matrimonio.

Cuenta la leyenda que cuenta la leyenda que el sacerdote Valentín casaba a las parejas en la fe cristiana contrario a las órdenes del emperador Claudio II, quien no quería hombres casados sino solteros para defender su imperio. Valentín desafió a Claudio y continuó casando a las parejas en secreto. Al ser descubierto, Claudió lo mandó a procesar enviándolo a la cárcel. Adornado aún más la leyenda, cuentan que estando en prisión se enamoró de la hija de su carcelero siendo él la primera persona en enviar una postal de enamorados, firmándola de manera muy indicada para la ocasión, “de tu Valentín”.

El 14 de febrero, muchos cubanos suelen obsequiar perfumes, chocolates o ramos de flores a sus damas, y los que pueden las tres cosas, mientras ellas gustan de preparar una cena especial, el postre favorito y también compran perfumes, camisas u otros regalos para sus caballeros. 

Del amor, ese sentimiento que nos hace más humanos, se han escrito numerosas cuartillas. Unas con historias a lo Romeo y Julieta y otras menos esperadas como las que narran desilusiones o los rompimientos de la relación. Sin embargo, nadie puede negar los encantos que nos depara el Amor.

Cada momento es bueno para amar y para cuidar al amor independientemente de que la rutina tome su lugar y la presión de la vida cotidiana, nos haga distantes en ocasiones.  Por ello, busca el momento para decirle a quien amas que es importante en tu vida, ya sea a través de una carta, una pequeña llamada telefónica, un correo electrónico, o cara a cara…, pero dile simplemente dile Te quiero!!!!…


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

quince + catorce =