Venezuela: derecha dividida por administrar triunfo electoral

Compartir...

Venezuela: derecha dividida por administrar triunfo electoral Venezuela, lejos de ser el primer país en que el gobierno asuma los destinos del país con un parlamento adverso, enfrenta hoy una situación peculiar por los propósitos de una derecha dividida que dista de administrar el triunfo electoral.

 

Ganadora el pasado 6 de diciembre de 112 de 167 escaños de la Asamblea Nacional, la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) adelantó eufórica las primeras medidas.

Al conseguir los dos tercios del Parlamento, la MUD podrá aprobar leyes orgánicas, proponer reformas y enmiendas constitucionales, reemplazar a miembros del Tribunal Supremo de Justicia, del Consejo Nacional Electoral y otras instancias públicas, pero únicamente con el pronunciamiento previo del poder estatal especificado en la Constitución de 1999.

Las nuevas propuestas son expuestas además en medio de diferencias sobre cómo aplicar el intento de dirección rotativa del legislativo.

La iniciativa, presentada como una muestra superior de democracia, entraña diferencias entre tres partidos políticos con mayor cantidad de diputados como Primero Justicia, Acción Democrática y Voluntad Popular, entre otros, cuyos líderes aspiran encabezar el nuevo parlamento desde el 5 de enero de 2016.

Sin llegar a consensos entre Julio Borges (PJ), Henry Ramos Allup (AD) y Freddy Guevara (VP), la MUD dio por hecho el decreto de una amnistía para liberar a Leopoldo López, principal promotor de violencia a inicios de 2014, con 43 fallecidos y más de 800 heridos.

Entre sus proyectos, sin embargo, son más distantes las propuestas para acabar con la escasez inducida, el acaparamiento y la especulación con los precios y la moneda nacional, demandas por las cuales recibieron el voto de no pocos electores, según encuestas.

Para Maryclen Sterling, del Observatorio Global de Medios de Venezuela, no basta conque la MUD contara con una situación de crisis económica que favoreció su campaña, además del apoyo de trasnacionales de la prensa y agentes extranjeros que atacaron al país.

También Oscar Schemel, director de le encuestadora Hinterlaces, alertó que la agenda de la oposición es manejada por factores internacionales que buscan generar confrontación, desestabilizar el país y derrocar a las autoridades.

El analista recordó en ese sentido que tanto el Gobierno como sus adversarios deberán considerar que los reclamos de antaño son las conquistas y realidades del presente y los venezolanos desean verlas revitalizadas.

Por su parte, el economista Luis Matos estimó que las tácticas para estimular el desabastecimiento y enormes colas en los mercados continuarán mientras la Federación de Cámaras y Asociaciones de Comercio y Producción de Venezuela, que respaldan a la derecha, no consideren complacidas sus exigencias.

A juicio del especialista, los precios mostrarán una aparente moderación, pero compensada para ellos con posibles rebajas salariales, reducciones de nóminas y despidos.

El profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela, Alexander Acosta, opinó además que el desabastecimiento y la inflación se mantendrán hasta que la oposición logre convocar un referéndum revocatorio contra el presidente Nicolás Maduro.

Esa decisión, sin embargo, enfrenta un debate interno entre radicales que favorecen la medida y lo moderados que abogan por rectificaciones económicas, no el fin del Ejecutivo.

Mientras en la MUD se ponen de acuerdo, el Gobierno encabeza la rectificación del accionar de sus bases partidistas y de la gestión de los Consejos Presidenciales del poder popular.

Las nuevas políticas incluyen además el fortalecimiento de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, a la que retornarán algunos de sus representantes que en los últimos 17 años prestaron servicios en la Administración Pública.

El proceso está dirigido a trazar estrategias para fortalecer la Revolución Bolivariana y su principal eje, la unión cívico-militar.

Tal como lo describiera esa cruzada el propio jefe de Estado, Nicolás Maduro, corresponde ahora “remontar la cuesta que tiene hoy la Patria para consolidar su independencia y su vida”.


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

doce − 4 =