Vale la pena

Compartir...

Pavimentación de las calles de GuantánamoGuantánamo.-  ¿Hasta cuándo esta “embarrazón”? Era la pregunta que casi al unísono se repetían los vecinos de las calles Pedro Agustín Pérez y José Martí, desde Paseo al 9 Norte en la ciudad de Guantánamo. Y no era para menos, el chapapote se pegaba en las suelas de los zapatos y a pesar de las precauciones, hubo marcas en pisos de corredores, interiores de viviendas y centros laborales.

Más de una persona vino a verme “para ver si la prensa saca esto porque ya son tres días y no es fácil…” Y entre el fuerte olor de la mezcla asfáltica y el vapor que desprende, además del potente ruido de los camiones, el cilindro aplanador y la pavimentadora, salí en busca del jefe de la brigada.

Lo encontré rastrillo en mano trabajando a la par que sus subordinados, extendiendo el material en parte de la vía. Sudoroso, hace una pausa para atenderme. Se llama Jesús Santa María y pertenece a la Planta de Asfalto del MICONS en Guantánamo.

“El problema es que para garantizar la calidad del trabajo, no se puede hacer corriendo, hay que respetar las etapas…es cierto que es incómodo, pero vale la pena, mire usted misma lo linda que ya se ve esta calle ahora…”

Es cerca de la 1 pm del lunes 25 de diciembre, día feriado y soleado por demás, pero eso no detiene al colectivo de trabajadores a quienes los vecinos les brindan agua fría y hasta su taza de café.

“Nos pidieron que viniéramos y aquí estamos”.- me cuenta Jesús Olmo, uno de los integrantes del colectivo y agrega.- “Nosotros trabajamos antes en la zona del policlínico de San Justo (otro barrio guantanamero) y en otras calles de la ciudad y aquí estamos dando este aporte que no termina hoy ni aquí, para saludar el Primero de Enero.”

Pavimentación de las calles de GuantámamoLas arterias de Guantánamo van tomando la uniformidad tantas veces reclamada por peatones y choferes de esta urbe donde el problema de los baches y en el mal estado de los viales es tema recurrente tanto en los trabajos periodísticos de los diferentes medios de prensa del territorio, como en otros espacios.

Ahora solo resta que los días de molestia para vecinos y transeúntes y de tanto esfuerzo por parte de los trabajadores de la planta de asfalto, redunde en la calidad y en la perdurabilidad de la anhelada labor  que también nos corresponde cuidar y observar las normas establecidas para mantener la belleza de nuestras calles rectilíneas, orgullo de los guantanameros.


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete − quince =