Vacuna antipoliomelítia, un triunfo a la constancia

Compartir...

Guantánamo.- Mientras en muchos sitios del globo terráqueo la poliometlitis resulta una enfermedad que atenta contra la vida de muchas personas, en especial los niños, Cuba ratifica su papel de líder en toda Latinoamerica en erradicar ese flagelo.

Ya suman 55 años de labor ininterrumpida, de campañas vacunatorias contra la mortal enfermedad, causante de parálisis, atrofia muscular y de deformidades. Desde 1962 hasta la fecha se han aplicado casi 85 millones de dosis de la pústula contra la poliomielitis, es decir, toda la población cubana menor de 68 años está protegida contra sus mortales perjuicios.

Ya sea de manera oral o inyectable, introducida esta última en enero del presente año al esquema de vacunación que practica el Sistema de Salud Pública en todo el país; el inmunógeno se inscribe en el listado de fármacos que previenen gratuitamente a nuestros infantes de 13 enfermedades que todavía persisten en varias naciones del orbe. En la más oriental de las provincias cubanas, la antipoliomelítica inyectable de virus inactivos fue aplicada a unos 5 mil 200 niños nacidos en enero a septiembre de 2015.

El Plan Es­tra­té­gico de la Organización Mundial de la Sa­lud para la Erradicación de la Poliomielitis y su Fase Final prevé cumplir su anhelo para 2018, por lo que defiende la aplicación de la vacuna inactivada contra todos los virus causantes de la poliomielitis, cuya propuesta comparte espacio en la nación caribeña con la modalidad oral.

Precisamente, por estos días, desde hoy 28 de marzo al 3 de abril en todo el país se le suministrará la segunda dosis de la vacuna oral a casi medio millón de niños, de los cuales 372 856 son menor de tres años, beneficiados con la primera administrada en febrero; así como también 119 093 de nueve años tomarán su reactivación oral en la presente campaña. En Guantánamo quedarán inmunizados unos 27 mil 764 niños comprendidos en las edades desde 30 días de nacidos hasta los dos años 11 meses y 29 días, y otros 6 mil 325 de 9 años de edad hasta 9 años, 11 meses y 29 días.

La disposición de condiciones materiales imprescindibles para llevar a cabo la ejecución del programa, en policlínicos y consultorios médicos, junto al entrenamiento del personal calificado y la participación activa de las madres a la cita médica, mediante el cumplimiento de las orientaciones especializadas, garantizarán alcanzar los objetivos propuestos.

Para la administración del antídoto se hace necesario recordar la prohibición de ingerir agua durante 30 minutos antes o después de esta. Nunca se vacunará a menores con fiebre elevada, vómitos o diarreas; en el caso de tener los citados síntomas, serán inmunizados en otro momento, siempre enmarcado dentro de la actual Campaña. Tampoco se utilizará en pacientes inmunodeficientes o alérgicos a cualquier componente de la vacuna.

La inmunización gratuita a niños menores de tres años y su posterior reactivación, protegiéndolos del poliovirus que produce la temible Poliomelitis, es un triunfo a la constancia y el desvelo del Estado Cubano; un legítimo regalo de derecho humano como es la salud y la protección a la vida desde temprana edad; una exitosa práctica sanitaria durante más de medio siglo, para orgullo de los cubanos, que corrobora la disposición humanista del sistema social socialista.


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce + 1 =