Una gira «diplomática», ¿para rodear a Venezuela?

Compartir...

Obsesionado con la reelección en medio de la campaña electoral, Donald Trump busca, a toda costa, nuevos puntos en materia de política exterior. Para congraciarse con los sectores más extremistas de la Florida, su ejecutivo incrementa las agresiones imperiales contra Venezuela.

Llama la atención la gira del secretario de Estado, Mike Pompeo, del 17 al 20 de septiembre, por Surinam, Guyana, Brasil y Colombia, naciones que, dispuestas una tras otra, describen un perfecto rodeo a Venezuela.

En Boa Vista, capital del estado brasileño de Roraima, Pompeo «subrayará la importancia del apoyo de Estados Unidos y Brasil al pueblo venezolano» en un encuentro con inmigrantes de ese país, recoge un comunicado del Departamento de Estado. «La provocación de Estados Unidos, con el apoyo del gobierno brasileño, al pueblo venezolano, no tiene precedentes. Nuestro país se está convirtiendo en un servidor de la administración Trump. Vergonzoso. ¡Queremos la paz y no la guerra en nuestras fronteras!», expresó en Twitter Gleisi Hoffmann, presidenta del Partido de los Trabajadores (PT), a propósito de esta visita.

Tampoco puede obviarse que EE. UU. posee varias bases militares en Colombia, ni la realización de maniobras militares de ambos países entre el 18 y el 21 de septiembre, bajo el nombre de «Poseidón», que confirman el triste papel de Bogotá como punta de lanza en los planes de Trump en Sudamérica. 

La embestida del Gobierno de Estados Unidos contra la República Bolivariana de Venezuela no ha cesado ni en medio de la COVID-19. Su voracidad por apoderarse de los recursos naturales, su afán por destruir a la Revolución bolivariana y chavista y a la unión cívico-militar de su pueblo, ha llevado a Washington al extremo de desatar una feroz agresión económica, financiera, política, diplomática y tácticas de guerra no convencional contra esa nación, pisoteando la Carta de la ONU y el Derecho Internacional.

Pero el guion imperialista ha sido la historia de un fracaso tras otro. Frente a las provocaciones estadounidenses, Venezuela permanece firme fortaleciendo su Revolución. El bravo pueblo enfrenta unido cada nueva agresión proveniente  de un imperio en decadencia, que tropieza reiteradamente con la dignidad de los hijos de El Libertador.

Tomado de Granma


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete + seis =