Un proceso de mayor participación popular

Compartir...

Dayani Reyes RomeroGuantánamo.- El Cuarto proceso de rendición de cuenta del delegado a sus electores, último del actual mandato, concluyó en Guantánamo  con la realización de las 2 900 reuniones previstas, 36 más que en el efectuado con anterioridad.

La provincia más oriental inició las reuniones vecinales a mediados de marzo, 15 días antes que el resto del país, porque la devastación causada por el huracán Matthew en octubre pasado y las urgentes labores posteriores de recuperación imposibilitaron realizar el Segundo proceso en el territorio.

La secretaria de la Asamblea Provincial del Poder Popular, Dayani Reyes Romero, considera que el recién concluido cumplió con las expectativas de que las reuniones fueran el escenario para el diálogo franco entre los electores y su delegado, el análisis de la participación de los vecinos en la solución de las principales problemáticas del barrio, la información y el estímulo a quienes más se destacan en la comunidad.

¿Por qué?

La asistencia al proceso fue buena. En las reuniones participaron más de 274 000 vecinos, el 76% de los previstos. No podemos olvidar que la realización del proceso tuvo la complejidad de que comenzó por los municipios de Guantánamo, Caimanera, El Salvador, Niceto Pérez y Manuel Tames, que salieron indemnes durante el paso del meteoro, y un mes más tarde, el 15 de abril, tocó a Maisí, Baracoa, Imías, San Antonio del Sur y Yateras, los que fueron afectados. Incluso ocurrieron aguaceros que obligaron a la posposición de 13 reuniones, las que al final se consumaron.

La asistencia no es el único medidor de la calidad del proceso recién concluido en la provincia, aunque siempre aspiramos a una cifra mayor. Más importante es la participación, el intercambio, el creciente comprometimiento de los electores con la solución de los problemas que los aqueja, como ha señalado el compañero Estéban Lazo Hernández, presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular..

Lo confirman los datos preliminares de que 8 315 planteamientos efectuados durante el proceso, casi la mitad de los formulados, serán resueltos con el concurso de la población.  Igualmente es significativa la creación de unas 4 000 comisiones de vecinos para examinar y solucionar diversos asuntos en el barrio como el enfrentamiento a las ilegalidades y las indisciplinas sociales, y el mejoramiento de las condiciones higiénico-sanitarias, pero también como el arreglo de un salidero de agua o el bache en un camino rural.

Buena parte las comisiones fueron constituidas a partir de las propuestas hechas por los electores pues reconocen que con su participación se resuelven problemas o contribuyen a que su solución por una entidad administrativa sea más rápida.

¿Cuáles son sus conclusiones preliminares?

Aunque no de igual manera en todos los municipios, podemos afirmar que en el Cuarto proceso de rendición de cuenta evidenció una mejor preparación de los delegados a partir de la información brindada por la Asamblea Provincial y las entidades estatales, una mayor integración de los principales actores en el vecindario y el logro de un clima favorable de diálogo entre electores y delegados.

En los encuentros se hizo el reconocimiento público, merecido, a vecinos destacados en diferentes sectores, pero no en la misma proporción y emotividad se resaltó la figura y la labor del delegado representante de sus vecinos, sus electores, para ejercer el gobierno en las Asambleas Municipales del Poder Popular.

¿Cómo influyó la recuperación de los municipios afectados en la realización del proceso de rendición de cuenta?

En ese aspecto, el Cuarto proceso de rendición de cuenta fue la oportunidad para que los habitantes de los cinco municipios devastados por el huracán Matthew mostraran su gratitud a la máxima dirección de la Revolución, al Partido y el Gobierno a todas las instancias, a las entidades estatales involucradas, por los resultados que está teniendo la etapa recuperativa en sus territorios.

Las labores hechas en tal sentido han permitido no solo restablecer sino además mejorar las casas de los damnificados, así como solucionar planteamientos históricos referidos al abasto de agua, la reparación de viales, escuelas, centros de salud, panaderías o edificios, el incremento de la producción local y venta de materiales de construcción, entre otros.

Toca ahora a las Asambleas Municipales y Provincial del Poder Popular hacer un análisis del proceso, identificar cuáles son las principales dificultades de la población, la capacidad  de respuesta de las administraciones a los problemas planteados, análisis que servirá de preparación para el proceso eleccionario que se avecina, pues está a punto de concluir el actual período de mandato de los órganos locales del Poder Popular.

 

 


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × 2 =