Un canto a la vida

Compartir...

Ramiro: Un canto a la vidaGuantánamo.- Basta su sentido del humor para advertir cuánto hay de vida en Ramiro. El es uno de los más de 182 mil guantanameros mayores de 60 años y de los 108 ancianos que soprepasan el siglo de vida en este oriental territorio. Lo más estimulante en él resulta su prodigiosa memoria y su clara visión.

“El cerebro es igual que una maquinaria que se va poniendo vieja y las piezas se van a echando a perder…asimismo es el cerebro del hombre”.- comentan jocoso.

A los 16 años tomó las riendas de los mulos pertenecientes a la familia y recorrió lomas y parajes intrincados de Yacabo Arriba, en el municipio guantanamero de Imías, para buscar el sustento diario. Y entre los recuerdos de una época difícil expresa:

“Yo amo a la Revolución cubana porque es el único gobierno que le ha dado valor a los pobres.”

Su prole supera los 12 hijos, 36 nietos, 25 bisnietos y una decena de tataranietos a los cuales les inculca las convicciones que mantiene desde sus años mozos, todos aseguran que el éxito para lograr una longevidad sana es el cuidado que se le dedique a los ancianos.

“Todavía puedo sembrar una mata de guineo, fíjese que estoy loco por irme para mi finca para poder sembrar guineo, malanga, de todo…!

A sus 102 años, Ramiro tiene suficientes razones para seguir cantándole a la vida.


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × 2 =