Trío de prospectos, autores de no hit-no run sobre Cuba

Compartir...

Trío de prospectos, autores de no hit-no run sobre Cuba Un trío de prospectos estadounidenses combinó talentos para asestarle a Cuba su primer “no hit-no run” desde 1970, cuando Burt Hooton maniató a la poderosa novena beisbolera de la isla en los Juegos Panamericanos.

 

El derecho Tanner Houck (Missouri) y el zurdo A.J. Puk (Florida) lanzaron cuatro innings cada uno sin permitir hits, y el veloz diestro Ryan Hendrix (Texas A&M) coronó esta proeza juvenil contra el Cuba.

Houck, seleccionado en 2014 por Toronto Blue Jays en la duodécima ronda; y Hendrix, captado por el Cleveland Indians, podrían saltar a las Grandes Ligas pronto, en tanto Puk es muy cotizado para 2016.

De hecho, el segundo lanzador del triunfo 2-0 sobre Cuba es un fuerte candidato a encabezar el sorteo profesional del próximo año, gracias a su labor con los Gators de Florida.

Su faena combinada anuló a la ofensiva cubana a la par que arruinó la labor del abridor Freddy Asiel Álvarez, que permitió una carrera limpia.

Hendrix ni siquiera se percató de la hazaña hasta que, después de obligar a sus rivales a roletear por el box, miró la pizarra y vio la cadena de ceros en los casilleros de entradas, carreras y hits.

Houck fue perfecto con cuatro ponches, y Puk retiró a sus seis primeros rivales hasta que transfirió al emergente Urmari Guerra, amén de ser víctima de un error del segunda base Bryson Brigman.

Este fue el cuarto “no-hitter” en la historia de la selección nacional universitaria de Estados Unidos, y el tercero escenificado en el estadio Coleman Field, sede del tope amistoso con Cuba.

Houck y Puk se apoyaron en sus rectas, que oscilaron entre 91 y 94 millas por hora, y mientras el abridor matizó sus envíos con par de sliders, su relevo buscó las zonas incómodas con control.

Con 19 años recién cumplidos, Houck llegó al Missouri Tigres tras brillar en la Preparatoria de Collinsville, y Major League Baseball lo ubica en el puesto 132 entre sus 200 mejores prospectos.

A su vez, el espigado Puk (2.03 metros de altura) triunfó a nivel secundario, que a pesar de ciertos problemas extra-deportivos en su universidad ha demostrado dinamita y control en sus lanzamientos.

Para la publicación especializada Bleacher Report es el quinto mejor prospecto para el “draft” (sorteo profesional) de 2016, en tanto Sports Illustrated lo encumbra hasta el número uno.

Tocada en su orgullo, la selección cubana buscará hoy redimirse en el segundo partido del tope amistoso, a celebrarse en el Durham Bulls Athletic Park, en Carolina del Norte.


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce − 5 =