Tarja recuerda centenario de hidroeléctrica más añeja de Cuba

Compartir...

Guantánamo.- Una tarja conmemorativa se develó este sábado por el centenario de la Pequeña Central Hidroeléctrica (PCHE) del Guaso, la más antigua de Cuba en funcionamiento y una de las siete maravillas de la ingeniería civil en la oriental provincia de Guantánamo.

Frente al acto estuvieron expertos de la Unión de Arquitectos e Ingenieros de la Construcción de Cuba, del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, Cubasolar y otros involucrados en la conservación de esta planta que, con un siglo de existencia, sigue generando electricidad con todas sus instalaciones y mecanismos originales.

 
Su construcción al pie del nacimiento del río Guaso comenzó en febrero de 1916, y se consumó y puso en marcha a mediados del año siguiente, convirtiendo a la ciudad de Guantánamo en pionera del país en esa tecnología que aprovecha la energía hidráulica, una de las fuentes renovables más empleada del planeta.

 

Lo anterior lo reseñó durante la conmemoración el Máster en Ciencias Alfredo Correa Álvarez, uno de los más destacados en el empeño de preservar la PCHE Guaso, a su decir el primer esfuerzo exitoso para electrificar a la hoy sexta urbe más poblada de Cuba, al poblado de Jamaica y varios ingenios que la circundaban.

 

Aunque centenaria, esta central luce muy cuidada y en su interior por estos días varios obreros trabajan en el mantenimiento de sus añejas maquinarias, muchos de los cuales se asombran de su efectivo funcionamiento, con una potencia actual de mil 800 kilowatts, y conectada al Sistema Electroenergético Nacional.

 
Las instalaciones de esa índole utilizan la energía potencial del agua almacenada -repuesta de manera gratuita por la naturaleza-, la convierten primero en mecánica y luego en eléctrica, sin recurrir a combustibles fósiles, grandes contaminadores del ambiente que figuran entre responsables del calentamiento global.
 
El Máster en Energía Gustavo Fernández Salva, Premio a la Vida y Obra de la UNAICC 2016, señaló a la ACN que l a PCHE Guaso es un museo vivo de estos mecanismos, donde no existe transistor ni mucho menos microchip. Visitarla –dijo- es un viaje al pasado, a los orígenes de la electrificación de la ciudad.
 
En su entrada sus obreros exhiben con orgullo un diploma de reconocimiento por su productividad, fechado en 1964 y firmado por el Comandante Ernesto Che Guevara, entonces Ministro de Industrias.

Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

quince + diecisiete =