Sistema de salud lucha por reducir impacto del asma bronquial

Compartir...

Guantánamo (Redacción Solvisión)  La capacidad del sistema de salud cubano para reducir el impacto del asma bronquial, fue uno de los temas ampliamente debatidos en el IV Encuentro Iberoamericano y VIII Congreso Nacional de Alergología, Cuba Alergia 2015, que concluyó hoy en esta capital.

Según expertos, para el 2050 la mitad de la población del planeta será alérgica y en algunos países aumenta la mortalidad por esa causa, involucrada en el dos por ciento de las muertes.

En Cuba constituye un problema de salud, con una alta prevalencia, morbilidad y costo socioeconómico y es el  principal motivo de ingreso entre las dolencias respiratorias más frecuentes, con los niños como los más afectados.

La alta incidencia en la nación antillana y en otras partes del planeta, y su tendencia al incremento, está dada por el deterioro de las condiciones ambientales, hábitos de vida y otros factores, lo cual hace necesario emplear métodos de detección y tratamientos más seguros y eficaces.

Con ese fin las vacunas VALERGEN, desarrolladas en el Centro Nacional de Biopreparados (BIOCEN), desde su inclusión en el cuadro básico de medicamentos en 2008  han mostrado notables resultados.

La vía de administración por gotas sublinguales en 2014 constituyó el 31 por ciento del total de tratamientos y en el presente año se prevé elevar la producción y distribución de estos productos a más de 40 mil bulbos, y continuar la extensión de esta modalidad en los pacientes asmáticos.

Otro de los temas tratados en la última jornada de trabajo fue la alergia alimentaria, enfermedad que tanto en Cuba como en el mundo afecta del tres al seis por ciento de la población, y es uno de los trastornos de ese tipo más frecuentes.

A propósito la AIN conversó con el doctor Raúl Lázaro Castro Almarales, monitor de ensayos clínicos de BIOCEN, quien dio a conocer los primeros ensayos de caracterización de los extractos alergénicos que se producen en el país, y posteriormente serán utilizados en la red de ese servicio para garantizar su diagnóstico.

En Cuba los alimentos que más provocan alergia son la leche, el huevo, la leche, el pescado, los mariscos, el maní, la soya, el trigo, los frijoles y los vegetales, subrayó.

Aclaró el especialista que lo más importante en la alergia resulta que  previamente siempre se tiene un periodo de sensibilización, es decir, se puede comer un producto varias veces hasta un momento determinado que presenta la manifestación.

Al igual que cuando se es alérgico a la penicilina la primera vez no hay reacciones adversas, sino casi siempre son después del tercer o cuarto ciclo, subrayó.

Los síntomas no solo son del aparato digestivo, sino pueden presentarse a nivel cardiovascular,  en la piel, o en la conjuntiva, entre otros órganos.

Estudios realizados en diferentes regiones de Cuba han incluido a más de 300 personas y las manifestaciones en pie y las respiratorias son las más frecuentes, explicó el experto, y aseguró que próximamente se realizará otra investigación más amplia.


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × 4 =