Significativos avances en la electrificación en Guantánamo

Compartir...

Guantánamo.- Más de 130 viviendas en seis asentamientos de la provincia fueron electrificadas desde enero por técnicos de la Empresa Eléctrica, como parte de un plan que destinó cerca de un millón 900 mil pesos para nuevos servicios, así informó Robert Maresma, director de inversiones de la entidad.

 

El directivo explicó que en otras cuatro comunidades ya se terminó la obra civil, que implica el levantamiento de postes y el montaje de las líneas primarias y secundarias, transformadores…, aunque todavía no reciben el servicio debido a problemas de legalidad y contratación.

Con problemas de legalidad está el asentamiento guantanamero de Palmira, en espera de que el gobierno ordene varias viviendas del otrora barrio ilegal que, como parte de los planes territoriales entró a los programas de urbanización.

Mientras se trabaja en la contratación casa a casa y la instalación de acometidas, breakers y metrocontadores en los asentamientos de Los Piris (en Jamaica) y Los Pirulis (antes de llegar a Honduras), todos en el municipio de Manuel Tames.

En estos momentos, las brigadas de eléctricos y la población, indistintamente, trabajan en los asentamientos de Mameyal, en San Antonio del Sur,  La Tontina, La Higuereta y Arroyo Negro, en Niceto Pérez; Arroyón II, en Baracoa; y Ho Chi Minh, en la ciudad cabecera.

Maresma precisó que, para poder llevar adelante el proceso inversionista, fue necesario montar un esquema de significativa participación comunitaria. “Con los gobiernos coordinamos para que la población trabaje en la apertura de los hoyos, el acarreo de recursos, la poda de árboles y la custodia de los medios”.

A pesar de ello, se registran atrasos  (para la etapa debía terminarse la obra civil en 15 asentamientos), fundamentalmente por problemas en la producción e importación de elementos como postes, aisladores para sostener las líneas primarias, y los herrajes.

Según cálculos preliminares, la inversión requerirá más de mil 500 postes, 60 kilómetros de líneas primarias y una cantidad similar de secundarias, unos 70 transformadores, además de acometidas, breakers y metrocontadores, sin costo alguno para los clientes.

En 16 asentamientos la electrificación irá a eliminar tendederas instaladas de forma precaria por los propios moradores y casi siempre afectadas por el bajo voltaje, de modo que la inversión mejorará notablemente el servicio de esas poblaciones y reducirá las pérdidas comerciales.

Para el año en curso, el gobierno provincial aprobó la electrificación de 33 asentamientos con mil 610 viviendas, la mayoría en el Plan Turquino y varias en zonas de difícil acceso, la inversión más significativa de los últimos  años.

 


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

siete + 19 =